Tito se despide del campeonato

  Actualidad

Tito se despide del campeonato

El jugador de Barcelona será baja al menos cinco meses, por lo que no regresará este 2017. Tuvo una fractura y luxación en el tobillo.

Valencia se lesionó ayer en el empate 0-0 ante Guayaquil City en el estadio Monumental.

“Este año, olvidado”. Las palabras del galeno, Ramón Barredo, que operó ayer por la tarde a Tito Valencia, son tan claras como dolorosas. El jugador de Barcelona, más allá de no ser el dueño del puesto de lateral derecho, venía mostrando un alza considerable en su nivel, sufrió una fractura y luxación en su tobillo izquierdo y en este 2017 no volverá a las canchas de fútbol.

El rostro de dolor fue inmediato. No fue necesario que su mirada conecte con su pie, fue una aflicción natural, semejante a una tortura en un filme de terror. Su mano cubrió sus ojos en referencia de lo increíble. Se fue del campo en una camilla, ya arropado de aplausos de los hinchas toreros.

Y es que retrocediendo al inicio de temporada, Valencia no ha tenido un año sencillo en Barcelona. Por lesiones de Pedro Pablo Velasco, el ex de El Nacional tuvo que ocupar su lugar y al principio no lució.

Pero sin duda el trabajo, que se pondera en este futbolista, lo llevó a vivir gratas experiencia. Más de un barcelonista debe recordar la corrida maratónica de casi 80 metros en la que se asoció, primero, con Érick Castillo y luego sirvió en bandeja de plata la pelota para que Ariel Nahuelpán concretase el 0-2 contra Estudiantes de La Plata en Argentina por Copa Libertadores.

Esos “no” de los hinchas cuando agarraba la pelota, se transformaron en aplausos y miradas atentas a lo que podría mostrar el lateral y también extremo derecho.

“El jugador ya está en su habitación con todos los cuidados, con sus familiares. Su esposa está embarazada y en poco tiempo conocerá a su nuevo hijo, son cosas motivantes para el jugador dentro de esta lesión que fue severa, complicada, puesto que fue una ruptura bastante larga. Cuando sucedió el accidente, las maniobras que hicimos, fueron importantes para que el tobillo no esté tan hinchado”, dijo el doctor de Barcelona, Gustavo Peralta.

Para pasar el trago amargo, sus compañeros del club lo visitaron para darle fuerzas en este complejo momento. Entre seis a ocho semanas estará estático, luego entrará en recuperación.

una-baja-dolorosa
html