Actualidad

Testigos: la orden de plagio a Balda vino de Romero por disposición de Correa

Hoy seguirá el juicio para el exsecretario de la Senain extraditado desde España en febrero. El exfuncionario está preso en El Inca

JUICIO PLAGIO JUECES
El tribunal que juzga a Pablo Romero continuará este martes 23 de junio en el segundo día de audiencia.Cortesía

En el primer día del juicio a Pablo Romero exsecretario de la Senain los testimonios anticipados de Raúl Chicaiza y Diana Falcón, exagentes de Inteligencia de la Policía y los primeros testigos señalaron que el exfuncionario y el expresidente Rafael Correa conocían del secuestro del activista Fernando Balda y ordenaron las acciones.

En sus testimonios anticipados Chicaiza y Falcón recordaron cómo se pagó a los secuestradores, cuánto, cuál era la finalidad y quién les dio la orden. En la reproducción la coincidencia de ambas declaraciones que se presentaron ante el tribunal presidido por Iván León fue que la orden vino de Pablo Romero por disposición directa de Rafael Correa. Chicaiza, Falcón (sentenciados), Romero (en juicio) y Correa (con juicio suspendido por estar prófugo) fueron señalados por la tentativa de secuestro de Balda ocurrida en 2012 en Bogotá, Colombia. 

NOTA PARA ROMERO

Ministra Romo dice que se impidió que Pablo Romero reciba una nota en la cárcel

Leer más

Felipe Rodríguez, defensor de Balda el acusador particular en el caso contó que durante el primer día de juzgamiento un experto explicó la pericia de la cadena de mando que operó para la actuación de Chicaiza desde el nivel jerárquico. El perito explicó a los jueces que la orden de secuestrar a Balda salió de Romero por disposición de Correa. Indicó al tribunal como funcionan los aparatos de Inteligencia y "dentro de ese sistema no está secuestrar personas y que se trató de una conducta ilegal que los autores intelectuales ejecutaron todo desde Ecuador y los materiales desde Colombia".

A su turno, el excomandante de Policía Fausto Tamayo, según el defensor, dio a conocer al tribunal que ellos si bien pertenecían a la Dirección General de Inteligencia (DGI) por disposición de Romero trabajaban para él. Mencionó que fue el exsecretario que él pidió que ellos trabajen en una misión. Además informó a los jueces que cuando se enteró del caso por la prensa preguntó a Romero quien habría dicho "que tenía todo bajo control". Al interrogar al exagente Chicaiza la respuesta habría sido que "era una orden de Romero y que solo le puede dar parte a Romero de eso".

Este martes 23 de junio seguirá el juicio en la Corte Nacional de Justicia con la presentación de testigos y peritos. Romero sigue su juzgamiento desde la cárcel de El Inca en el norte de Quito. En ese lugar fue ingresado en febrero tras ser extraditado desde España en donde fue detenido por las sospechas de que había una posible evasión hacia otro país de Europa. 

Además de el caso de tentativa de plagio por el que Rodríguez piensa que Romero pudiera recibir unos siete años de cárcel, el exfuncionario afrontará esta semana un juicio directo por el hallazgo de un celular en su celda. También espera otro juzgamiento junto con otros sospechosos por posible peculado en el denominado caso Caminito. Romero fue secretario de la exSenain durante el gobierno de Correa, actualmente prófugo en Bélgica y sentenciado a ocho años de cárcel por la trama de corrupción en el caso Sobornos 2012-2016. La audiencia de apelación de este caso se ha fijado para mañana.