Actualidad

La reactivacion de las ventas “no garantiza un buen ano”

El viernes pasado, el Banco Central del Ecuador (BCE) fue la primera entidad en destacar este buen síntoma en la economía al publicar el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que para octubre de este año marca un aumento de 6,1 puntos a nivel nacio

La reactivación de las ventas “no garantiza un buen año”

La algarabía desatada el pasado Black Friday y la expectativa en compras que hoy se tiene con el Cybermonday, no son en vano. Reflejan el sentir de un consumidor que, versus al de inicio de año, se muestra más confiado a la hora de comprar o invertir. Es una actitud que gusta al comercio, el principal sector golpeado con la recesión de este año. Sin embargo, para algunos expertos, esto no es señal fehaciente de que la economía se está recuperando.

El viernes pasado, el Banco Central del Ecuador (BCE) fue la primera entidad en destacar este buen síntoma en la economía al publicar el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que para octubre de este año marca un aumento de 6,1 puntos a nivel nacional. Un índice que se incrementa en 10,3 puntos en la ciudad de Guayaquil, el mayor alza en lo que va del año.

No obstante, el optimismo que estas cifras provocan en los vendedores, antes de Navidad y fin de año, dista mucho del recelo que genera en algunos analistas económicos, que consideran que este repunte responde únicamente a un tema coyuntural y no estructural.

José Hidalgo, director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), explica a EXPRESO que la mejora de este índice se da luego de ver los efectos de la liquidez que el Gobierno inyectó en la economía, a través de recursos facilitados por el mismo BCE y tras la emisión de $ 2.000 millones en bonos en el exterior. “Esto le permitió ponerse al día en el pago a sus proveedores y estos a su vez (pudieron) pagar sus cuentas... Las personas que tenían dinero por cobrar entonces sintieron que la situación respecto a otros años mejoraba. Pero esto no significa que estemos hablando de una real mejora económica, ni de un crecimiento sostenible”.

Para fundamentarlo recurre a las cifras de expectativas en los tres meses futuros que recoge el mismo ICC. Ahí la percepción del consumidor cae del 40,6 en septiembre a 40,1 en octubre. “Si bien hay personas que creen que hay una notable mejora en la situación económica, creen también que puede empeorar en los próximos meses”.

Para el analista tributario Pablo Guevara, fundador y miembro del equipo Fides Buró, la cercanía de las fechas festivas podría estar empujando en algo a la economía. Sin embargo, coincide en creer que la recuperación de la demanda de octubre no será suficiente para alcanzar los niveles de recaudación del 2015.

En octubre la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se grava en la venta de bienes y servicios, pudo apaciguar su caída: el -7,14 % que registró en septiembre se redujo a un -0,41 % en operaciones internas.

Pero Guevara explica que se trata de una mejora mínima si se toma en cuenta el descenso del 11 % que se viene registrando durante todo el año. Algo que hace poco probable que los próximos dos meses (noviembre y diciembre) puedan revertir esta tendencia. “Y eso afectará en la recaudación total de tributos del año, si consideramos que el IVA es el de mayor recaudación y que los demás impuestos internos también han venido sufriendo un decremento”.

Del lado oficial, sin embargo, hay optimismo. Recuerdan que el comportamiento de la gente no siempre es el que se espera. Citan por ejemplo cómo el incremento del IVA en dos puntos (del 12 al 14 %) no afectó el consumo ni la inflación, que para el décimo mes de este año registró un -0,08 %.