Actualidad

Rafael Correa apoya a Hillary Clinton o a Donald Trump

Según el actual Presidente, el magnate abonaría el terreno para que avancen los gobiernos progresistas en América Latina.

El Primer Mandatario de Ecuador considera positivo a Trump no precisamente por sus políticas, sino porque “exacerba las contradicciones”.

Donald Trump es la mejor opción para estar al mando de los Estados Unidos. De cara a las próximas elecciones del 8 de noviembre, así piensa Rafael Correa. Pero el Primer Mandatario de Ecuador lo considera positivo no precisamente por sus políticas, sino porque “exacerba las contradicciones”. Según el actual Presidente, el magnate abonaría el terreno para que avancen los gobiernos progresistas en América Latina.

Esta explicación la dio la noche de este 2 de octubre en una entrevista concedida a Eva Golinger. La periodista venezolana le preguntó si era una broma su afirmación de que Donald Trump era la mejor opción para presidente de Estados Unidos. Correa contestó que, en efecto, para América Latina era mejor que ganara Trump.

La pregunta surgió luego de que en febrero pasado el líder de Alianza País sostuviera que un triunfo del aspirante republicano sería muy malo para Estados Unidos y positivo para Latinoamérica. En declaraciones a un grupo de periodistas de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión, Correa aseveró que “es tan torpe su discurso, tan básico, que despertaría una reacción de América Latina”.

En la más reciente conversación con Golinger acotó que “¿cuándo llegaron los gobiernos progresistas al poder, con Obama o con Bush? Era tal el rechazo a las políticas elementales de Bush, que generó toda una reacción en América Latina. Lo mismo generaría Trump”. No obstante, al final de su declaración dejó en claro que, por el bien de Estados Unidos y por su aprecio personal hacia ella, “quisiera que gane Hillary (Clinton)”.

A propósito del análisis sobre la política en el país del norte, Correa dijo que respeta a Barack Obama como persona, pero tiene desacuerdos con él por políticas internacionales, como la relación con Venezuela, el bloqueo a Cuba y la situación de Guantánamo. El Jefe de Estado aprovechó para destacar la decisión de Obama de restablecer relaciones con la isla país caribeño.