Actualidad

Periodistas de radio en panos menores

Mostraron su malestar de una forma peculiar. Cuatro radiodifusores quiteños llegaron ayer a una audiencia en la Superintendencia de Comunicación (Supercom) en batas y calzoncillos

Audiencia. Dávila, Baldeón y Vivanco, mientras esperan la audiencia.

Mostraron su malestar de una forma peculiar. Cuatro radiodifusores quiteños llegaron ayer a una audiencia en la Superintendencia de Comunicación (Supercom) en batas y calzoncillos

Fueron convocados para juzgar unos comentarios que emitieron en el programa deportivo ‘Hablando jugadas’ de radio La Redonda en los que, según la Supercom, “se denigró a una mujer”.

¿Qué querían demostrar? En un comunicado Luis Miguel Baldeón, Aurelio Dávila, Jerónimo Meneses y Enrique Vivanco explicaron que esta es la decimosegunda ocasión que son llamados al organismo censor de los medios de comunicación.

En cada comparecencia habrían recibido multas que bordean los $ 3.600. Algo más de $ 40.000 en los últimos meses.

“Este dinero sale de nuestros bolsillos, de la economía de nuestros hogares, porque si bien se multa al medio, con estas desproporcionadas cantidades el que paga es uno. Ya basta. Estamos cansados, estamos en la calle, estamos chiros y lluchos (desnudos)”, se pudo leer en el documento.

Ya en el interior de la sala de audiencias de la Supercom el ambiente fue de sorpresa y tensión por la vestimenta de los comunicadores, que abandonaron el lugar a los pocos minutos, acusando a las autoridades de no permitirles hablar y defenderse.

Mientras tanto, en los exteriores de la Superintendencia un grupo de simpatizantes y trabajadores de la emisora pedían, con carteles, apoyo para sus compañeros. CRR