Nueva aerolinea colombiana entra en la carga de Cotopaxi

  Actualidad

Nueva aerolinea colombiana entra en la carga de Cotopaxi

Aercaribe ya tiene el permiso y en 15 días definirá sus rutas.

Entrega. El viceministro Boris Palacios entrega el certificado operativo.

La aerolínea colombiana Aercaribe ya tiene el permiso para iniciar la operación de carga en el aeropuerto internacional de Cotopaxi. La compañía se encargará del transporte de mercancías desde esta infraestructura y en 15 días definirán las rutas por las que circularán sus aeronaves, de acuerdo con un comunicado enviado por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Lo previsto inicialmente es que se cubran las rutas de carga entre Latacunga con Bogotá, con Lima y con Panamá, en frecuencias semanales y en ida y vuelta. Según la información oficial, hace nueve meses que la compañía colombiana mostró a Ecuador su interés por operar desde la infraestructura de Latacunga.

El viceministro de Gestión del Transporte, Boris Palacios, entregó el certificado de operador aéreo a Luis Umbría, representante legal de Aerolínea del Caribe en Ecuador. Este permiso casi coincide en tiempo con el adiós de otra aerolínea de carga, Cargolux.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas no especifica en su nota si una aerolínea pasa a sustituir a la anterior, pero sí menciona “el trabajo mancomunado con los representantes de los sectores productivos, turísticos, entre otros, quienes ven con buenos ojos el ingreso de la aerolínea, y comparten el interés de que la inversión realizada por el Gobierno Nacional en esta terminal aérea sea utilizada de manera eficiente.

En su día, la Dirección Nacional de Aviación Civil explicó que pese a la salida de Cargolux, la infraestructura era utilizada por vuelos privados y por la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Asamblea de recuperación

Las autoridades y los actores económicos que rodean el desarrollo del aeropuerto de Latacunga se han vuelto a reunir esta semana en asambleas provinciales, con alcaldes y juntas parroquiales, para encontrar vías de impulso a la infraestructura y a la zona, para que recobre protagonismo.