Noboa y un gol que saco toda la presion

  Actualidad

Noboa y un gol que saco toda la presion

Destacado. El diario Marca de España publicó un reportaje en el que comparaba a Cristhian Noboa con Xavi Hernández.

Regularidad. En la eliminatoria y en la Copa América Centenario, Cristhian Noboa ha demostrado ser el mejor jugador de la selección ecuatoriana de fútbol.

El semblante era otro. Un gol hizo que Cristhian Noboa se olvide de todo lo malo que estaba pasando. Atrás quedó todo lo que ya es historia. A Noboa, desde que puso la pelota tres veces en el poste ante Paraguay, el arco se le había cerrado y no sabía cómo volver a festejar el gol. Pero con su anotación ante Haití le cambió todo.

Además confiesa: “Venía de muchas cosas, recuerdo los famosos tres palos, después los casi goles y la pelota no entraba, pero nunca desmayé hasta que salió el gol”.

El volante asegura que lo bueno es que se sacó ese peso de encima, que más parecía una avalancha de cosas malas.

Noboa sobre el rival dijo que como es el anfitrión juega de local en todas las canchas y que eso va a ser presión para ellos. “Debemos de salir a jugar como lo hicimos ante Haití. Sé que el rival es muy duro, pero estamos seguros de que vamos a pasar a la siguiente etapa, hay que estar optimistas. Queremos dar una alegría a todos los ecuatorianos, que la están esperando al igual que nosotros”, expresa Noboa.

El futbolista, que viene jugando una de sus mejores Copas América, confesó: “El gol ante Haití tenía mucha importancia para mí y se pudo dar, pero lo más importante es que clasificamos y la hincada disfrutó. Eso fue lo mejor”.

Noboa tuvo a su familia en el estadio de Nueva Jersey. Por esa razón, cuando festejó el gol y después del partido miraba a la tribuna. Su conquista se la dedicó a los ecuatorianos y a su madre, padre, hermano, esposa e hijos, presentes en el estadio.

Sobre el partido de hoy, comentó: “Seremos visitantes, pero la presión será para ellos. Ecuador sabe lo que tiene que hacer. Queremos ganar el encuentro y dar una inmensa felicidad a nuestra hinchada”.

Al final el jugador, entre bromas, aseguró que todos se olvidaron de los tres palos y gritaron la anotación.

La pesada maleta que llevaba se quedó en el estadio MetLife y ahora busca otra maleta más grande para llenarla de ilusiones.