Actualidad

La nivelacion gratuita no le resta cupos a la pagada

Miles de estudiantes de tercero de bachillerato y quienes ya se graduaron en el colegio en años anteriores y quieren ingresar a las universidades públicas del país se preparan para rendir el examen Ser Bachiller, que se receptará el 1 y 2 de febrero de

Nivelación. Los bachilleres y los que están en el último año del colegio se preparan para el examen Ser Bachiller.

Miles de estudiantes de tercero de bachillerato y quienes ya se graduaron en el colegio en años anteriores y quieren ingresar a las universidades públicas del país se preparan para rendir el examen Ser Bachiller, que se receptará el 1 y 2 de febrero de 2018 en el régimen Costa, según el calendario escolar.

Un total de 35.940 jóvenes del país asisten al curso de nivelación gratuito que ofrece, desde el 9 de noviembre pasado, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) para quienes postularon en el período académico del II semestre 2017 y no obtuvieron un cupo para acceder a la universidad.

Otros (no cuantificados) han repletado los cursos y talleres de nivelación que no están regulados por ningún ente, pero que son proporcionados por academias privadas que ofertan sus servicios por internet, anuncios en los periódicos y carteles colocados en las principales avenidas de la ciudad.

Al parecer, la nivelación gratuita no le ha restado cupos a la privada, ya que esta última ha tenido que incrementar los horarios y las aulas para satisfacer la demanda de quienes aspiran a seguir sus estudios superiores.

La Senescyt estima que la brecha de personas que no alcanzan a acceder a un cupo en cada proceso es de 40.000 ciudadanos. Esta estimación la realiza tomando en cuenta que hay personas a las que se les asigna una plaza en una de sus opciones de carrera, pero la rechazan.

Para la nivelación gratuita ofertó 72.178 cupos, pero solo 35.940 fueron ocupados. Es decir, la oferta fue mayor al número de personas que se inscribieron a este curso que busca fortalecer los conocimientos de los estudiantes para mejorar su rendimiento en el próximo examen Ser Bachiller.

¿A qué se debe que los estudiantes no llenaron los cupos de nivelación gratuitos de la Senescyt y más bien prefirieron pagar por una capacitación en academias privadas?

Carlos Andrade, de 20 años, quien se graduó de bachiller en 2015 y todavía no puede ingresar a la universidad para estudiar Ingeniería Eléctrica, cree que un centro privado le asegurará una capacitación integral. “A veces lo gratuito no da buenos resultados”, anotó, quien de lunes a viernes asiste a uno pagado.

En cambio, Ana Araujo, de 19 años, quien terminó el colegio el año pasado, pero todavía no ha conseguido cupo para estudiar Medicina, dice que ella nunca se enteró que había una nivelación gratuita. “A mí sí me hubiera gustado ahorrarme ese tiempo y dinero que estoy entregando a una academia particular. Creo que faltó más información para los aspirantes”, lamentó.

Lo dicho por Carlos y Ana contrasta con las opiniones de Alejandra Realpe, de 21 años, y Alberto Vera, de 22, quienes siguen la nivelación gratuita.

“Estamos aprendiendo lo necesario para hacer un buen examen Ser Bachiller. Quién mejor que la Senescyt para saber lo que debemos conocer para obtener buenas notas”, dijo Alejandra.

Mientras, Alberto asegura que la inscripción del curso de nivelación gratis sí fue bien difundido. “Me parece más bien que hubo miedo por parte de algunos bachilleres, ya que para aprobarlo se requiere de al menos el 80 % de asistencia y el mismo porcentaje de las tareas. Quienes no cumplan con este requisito no podrán rendir el examen Ser Bachiller en la siguiente convocatoria”, explica, quien asiste de lunes a viernes al Instituto Tecnológico Bolivariano, una de las 85 sedes en el país.

En la nivelación de la Senescyt los jóvenes reciben clases en el área de dominio social, lingüístico, científico, matemático y abstracto; así como un componente de orientación vocacional para ayudarles a tomar decisiones sobre su carrera profesional.

En la nivelación pagada se ofrecen módulos en diferentes áreas, talleres tipo exámenes y acceso a una plataforma virtual donde los alumnos adquieren agilidad en la resolución de ejercicios en varios campos.

¿Qué mide la prueba Ser Bachiller?

El test Ser Bachiller mide los conocimientos adquiridos en Lengua y Literatura, Matemáticas, Ciencias Naturales y Estudios Sociales. También evalúa las aptitudes: razonamiento verbal, abstracto y numérico de los postulantes.

Previo a la rendición del examen, los estudiantes que cursan el tercero de bachillerato deberán ser preparados por los docentes de las instituciones educativas. Quienes ya se graduaron en años anteriores buscan otras opciones para capacitarse.