Negras divinas: Ellas son el nuevo rostro de la moda

  Actualidad

Negras divinas: Ellas son el nuevo rostro de la moda

El modelaje siempre busca nuevos talentos y las afrodescendientes ganan espacio en Ecuador.

María José, Nathay y Danna están imponiendo su talento en el modelaje ecuatoriano.

Mujer, mujer, mujer// mujer afrodescendiente// ébano angelical// nariz ancha, labios gruesos// sabor a fruta tropical// ¡Oh mi negra ancestral, así describe la belleza de las féminas negras de nuestro país el poema Mi negra ancestral, del libro Antología de poesía de mujeres afroamericanas. Lo que calza a la perfección con la contribución del mundo de la moda por parte de este grupo étnico que, a pasos cortos, se va adueñando de las pasarelas de Ecuador.

Nathaly Quiñónez, María José Pacho y Danna Quiñónez son tres de las maniquís más solicitadas por diseñadores, productores y publicistas para ser imagen de algunas de las marcas más importantes del país. En esta sesión fotográfica las veinteañeras dieron rienda suelta a todo su potencial, sensualidad y carisma para ser captadas por la cámara de EXPRESIONES. Además de conversar, a detalle, de los inicios en este mundo que es glamuroso, pero también solitario.

Danna Quiñónez

- La sonrisa nunca se desdibuja del rostro. Lo suyo es divertirse y está por completo segura que es lo que atrapa a quienes hacen castings para contratarlas. Ella es guayaquileña y ser modelo siempre estuvo entre sus planes, ya que su mamá Ana María Valencia también lo fue en la década de los 80.

La estudiante de Psicología Laboral ha tenido más apertura como imagen de campañas publicitarias para marcas nacionales e internacionales. “Aquí en Ecuador no hay mucha pasarela, es más fácil conseguir empleo en la publicidad. Me siento más cómoda ante las cámaras, pero me divierto mucho mientras camino. Ahí tienes un solo momento, tienes que lucirte”.

Su carrera la maneja de manera independiente, por lo que se ha dado la libertad de participar en el concurso Miss Turismo Mundo, que se llevó a cabo en China.

“La clave para trabajar como modelo es no decir sí a todo. Debes saber escoger”.

Ficha

- Danna Paula Quiñónez Valencia.

- Tiene 21 años y estudia Psicología Laboral.

- Tiene descartado volver a participar en reinados de belleza.

- Su frecuencia laboral es de una campaña por mes.

Nathaly Quiñónez

- Ella intentó primero ser reina de belleza. Fue en el 2015 cuando participó en el Miss Ecuador y se enamoró de las luces, la pasarela y el garbo que ofrecía cuando caminaba. No ganó, pero le guió por lo que ahora se ha formado su campo profesional. Oriunda de Quinindé, se quedó a vivir en Guayaquil buscando sus sueños, que cree se han materializado.

“He venido creciendo, si pongo todo lo vivido en una balanza ha cambiado por completo mi vida. El mercado local no es el mejor, pero para ser modelo afro me he ganado el espacio. No se busca tanto a las mujeres negras, pero creo que con mi trabajo y personalidad he empujado a que se la introduzca. Me he ganado el cariño”.

El empuje y las ganas le han permitido adentrarse al mundo que la apasiona. El Designer Book es una de las plataformas en las que más ha destacado, además de haber sido invitada al Runway y a Cartagena con una multinacional.

Nathaly cree que Andrés Franco sacó su potencial y con sus fotografías ella logró acercarse a los diseñadores más importantes. También considera que aún no puede vivir de su trabajo como modelo, por lo que se desempeña como asistente de atención al afiliado en el Hospital Teodoro Maldonado. Además estudia relaciones públicas en el ITV.

“En la mayoría de eventos soy la única negra. Creo que somos muy

guapas, pero algo está pasando con mi gente, no la lucha”.

Ficha

- Nathaly Judith Quiñónez Ortiz

- Tiene 22 años y es oriunda de Quinindé.

- Usa su corte de pelo muy pequeño como apoyo a su mamá que padece cáncer, pero que también la ha hecho despuntar en los castings.

- Está muy enamorada del español de Juan Carlos Bamba.

María José Pacho

- Entrar al modelaje fue una casualidad. Desde niña admiró a Tyra Banks y como vive en Quinindé, Esmeraldas, como ella lo llama “su pueblo chico”, no lo creyó posible. Por un mensaje de Facebook a los 17 años es invitada para un casting en Guayaquil. Ella fue elegida y sin saberlo su imagen llegó hasta Jamaica con una marca de refresco multinacional.

Ahora a sus 22 años, esto se ha vuelto su rutina de vida. Las agencias la llaman y ella deja su ciudad para trasladarse a Quito o Guayaquil para las fotografías. Compañías telefónicas, bebidas alcohólicas, y marcas de ropa forman parte de su book. “El modelaje siempre ha impulsado el estereotipo de belleza de la mujer blanca, alta y rubia, pero las afro no hemos sido tan tomadas en cuenta. Ahora se dan cuenta de nuestra belleza y que podemos estar al mismo nivel. Tenemos la madera”, expresó.

Pero su vida no es el glamour, lo suyo es la medicina. Está por iniciar sus estudios en este campo. “Modelo por pasión. Si tengo que coger mi maleta y viajar para llegar lo hago, pero quiero ser médico”.

“Creo que desde hace unos cinco años para acá he visto más participación de chicas afro en el modelaje”.

Ficha

- María José Pacho Angulo nació en Quinindé, Esmeraldas

- Tiene 22 años y por ahora está en un curso de enfermería.

- Su frecuencia laboral es de 2 campañas mensuales.

Los rostros de Ecuador

Los reinados de belleza y las modelos de televisión también han impulsado que la imagen de las afrodescendientes se mantenga altiva y se promueva otros tipos de aspectos raciales, alejados de los estándares europeos.

En el año 1995, el concurso Miss Ecuador tuvo su primera ganadora afro, quedó elegida Mónica Chalá Mejía. Quien en su año defendió su coronación. Aseguró para el diario Hoy, días después de su elección, que esta servía “para demostrar a la sociedad que los negros son seres humanos con las mismas capacidades”. Que por aquellos años, la minoría racial hacía marchas en contra de los encargados gubernamentales por igualdad de oportunidades. En 1998, gana el Miss Ecuador Soraya Hogonaga, una mujer afro nacida en la provincia de Pichincha. Por la misma época llega a la pantalla en el programa A Todo Dar, Martha Bone, quien rompió esquemas ante el aspecto de sus otras compañeras. En 2010 tenemos a nuestra última representante ante el Miss Universo Lady Mina. Ella sigue en el mundo del modelaje con su propia agencia de modelos. En el exterior ya hay delegadas de la belleza de ébano que representan a nuestro país. Suly Castillo, Miss Ecuador Supranational 2012, es una de ellas. Actualmente vive en México y por su finos rasgos y figura envidiable ha colaborado en videoclips de artistas como Nicky Jam, en publicidades de la campaña ‘Visit México’ y en pasarelas europeas. El rostro más nuevo es Anaih Vélez Mina (foto), una joven de 18 años que por trabajo vive temporalmente en Chile, en donde ha participado en el Concepción Fashion Week y a finales de mes en el Ren Fashion Santiago. Ella considera que su fuerte son las pasarelas y con ayuda de su representante Willian Herrera tienen al país de la Estrella Solitaria como trampolín a su internacionalización. Trabajar algún día con Donatella Versace es su máximo sueño.

Así se percibe en la industria local

En el país los diseñadores, las agencias de modelos y las productoras son las encargadas de escoger a las maniquís vivientes según el producto, marca o concepto que se quiera promover. Para el diseñador guayaquileño, Fabrizio Celleri sí hay mayor oportunidad para las modelos afro. “Ahora hay mayor apertura y criterio de moda. Desde mis inicios he trabajado con modelos de raza negra y han sido parte de mis desfiles. En el mundo nos conocen justamente por nuestros negros, claro en un tema más deportivo, por lo que no crea que exista un tema racista”. Por su parte Frank Carmona, director de la agencia BG Models acepta que hay muy poca diversidad racial, quizá porque las compañías o productores no hacen el debido scouting (búsqueda) de nuevos talentos. “Por el momento en BG no tenemos a nadie afro, pero sí debemos visitar ciudades pequeñas como Loja, Esmeraldas o Manta para encontrar rostros nuevos”. También aclara que todo depende de lo que se quiera vender. “Por ejemplo, una tienda departamental, con moda low cost, preferirá una representante mestiza para ser su imagen. Pero eso cambia si es más exclusivo, se requerirá una modelo de belleza más convencional, depende del target”.

María Susana Rivadeneira, directora de la plataforma Designer Book, también coincide con Celleri y Carmona. “No creo que la moda local sea racista, pero sí existen pocas modelos negras profesionales, por cuestiones de minorías en nuestro país. Lo que sí creo es que hace falta un poco más de scouting presencial en todo el territorio para encontrar rostros interesantes. Para mejorar la industria falta tomarlo un poco más en serio”.

Las internacionales

Naomi Sims (foto) es el nombre que rompió todo esquema. La estadounidense fue el primer rostro negro que protagonizó un suplemento de moda en el año 1967, en este caso, del periódico The New York Times. Pero hasta 1974 no se volvió habitual. Siendo mérito de Berverly Johnson que llegó a ser la imagen de Vogue. Otras top importantes son Iman Abdulmajid, Tyra Banks y Naomi Campbell.