Actualidad

Nebot: “El que no entienda (lo que necesita el pueblo) que hable de maquillaje”

El mensaje de la sesión solemne de independencia, aunque con matices de las labores de la administración municipal, estuvo dirigido a un solo fin: la reflexión electoral.

Alcalde. Presidentes de cámaras, empresarios, periodistas y personajes de la ciudad en el acto.

El mensaje de la sesión solemne de independencia, aunque con matices de las labores de la administración municipal, estuvo dirigido a un solo fin: la reflexión electoral.

Jaime Nebot subió al podio y no mencionó una sola vez en su discurso a Cynthia Viteri, aunque en el saludo protocolario a las autoridades no olvidó resaltar cuál es el papel que tiene ella en esta campaña: candidata presidencial.

Lo que sí llevó el alcalde de Guayaquil al último baño de masas del año fue una respuesta afilada al comentario del presidente Rafael Correa acerca de Viteri, que causó polémica la semana pasada, en el que el mandatario sugería que la asambleísta no debe hablar de economía, sino de maquillaje.

“Vota bien (...) para que el Estado invierta en la gente, en obras, en servicios, y gaste poco, para que por fin tengamos confianza, seguridad jurídica, estímulos, rentabilidad, que es la única forma de que llegue al país la inversión privada internacional, a generar productos de calidad, abundancia, dólares... y sobre todo empleo, empleo y más empleo... (...) Eso es lo que quiere y necesita el pueblo... y el que no entienda de esto, que hable de maquillaje ”, dijo Nebot.

Nebot hizo alusión también a la situación venezolana, cuando habló de democracia y libertad económica, y dijo que allí no hay ninguna de las dos. “Eso en el Ecuador no debe ocurrir jamás, nuestro voto no lo debe permitir nunca. Pero cuidado, que cualquier parecido hoy no es coincidencia”.

Mencionó la salud, la libertad de conocimiento y de prensa, la equidad de género, la drogadicción y del abandono a los agricultores. “No nos contentemos con vegetar, no nos contentemos con sobrevivir, vivamos en forma plena. Es nuestro derecho y nadie nos lo va a quitar”, dijo enérgico.

Al principio de su discurso, que se extendió por media hora, dedicó cerca de siete minutos para recordar obras que están en marcha. En una pantalla mostró, entre otros proyectos, el puente de Samborondón y la aerovía. Pero no dejó de hacer guiños a la campaña. “Si aquí se puede, en Ecuador (también) es posible”.

De momentos, en sus silencios, era alentado por cientos de admiradores que se dieron cita en la Plaza de la Administración y que llegaron de todas partes de Guayaquil con pancartas de simpatía en favor de su administración y de la candidatura de Viteri. Uno incluso gritó: “Cynthia presidenta, hij...”, y el alcalde sonrió.