Naranjal apunta al 2019 por mas agua, inversion y seguridad

  Actualidad

Naranjal apunta al 2019 por mas agua, inversion y seguridad

Un aspirante a la Alcaldía quiere impulsar el turismo. Otro propone centros de rehabilitación de drogas para paliar la delincuencia. Hay 6 precandidatos

Referencial. 89.936 habitantes tiene Naranjal de acuerdo con la proyección poblacional del Instituto de Estadísticas.

Naranjal mira hacia varias frentes. El cantón del sur de la provincia del Guayas espera que a partir del 2019 se atiendan algunas falencias que han impedido, a criterio de dirigentes políticos locales, que esta jurisdicción avance a un ritmo más acelerado.

Agua, seguridad e inversión son los tres pilares que deben sostener la gestión del próximo alcalde o alcaldesa, concuerdan dos precandidatos a la Alcaldía del cantón guayasense. Carlos Paladines es el aspirante por el Partido Social Cristiano y al consultarle cuál es la principal necesidad no duda en decir: el agua potable. “La ciudadanía pide pozos, porque la mayoría de recintos son zonas alejadas. Hay muchas otras que tienen ríos y vertientes de los que se pueden hacer tomas de agua”, lanza el postulante como probables soluciones al problema.

Naranjal está entre los 10 cantones con mayor cobertura de agua potable por red pública, con el 56,8 %, según el Sistema Nacional de Información de la Secretaría de Planificación y Desarrollo, en base al Censo de Población y Vivienda del año 2010. Este Diario intentó dialogar con el alcalde Marcos Chica para actualizar la información, conversar sobre su gestión y los temas pendientes, pero hasta el cierre de esta edición no respondió las llamadas.

Félix Peñafiel, aspirante a alcalde por la alianza partido Izquierda Democrática - movimiento Salud y Trabajo, concuerda con Paladines. Cree que la dotación de agua no solo beneficiará a quienes la necesitan sino también incentivará la inversión privada en un ámbito que considera abandonado, el turismo. “Tenemos las cascadas, la Reserva Manglares Churute, Aguas Calientes y otros sitios, pero no hay una infraestructura adecuada. El Municipio tiene que invitar a los inversionistas y darles las facilidades y las ventajas”.

Según cifras del Banco Central del Ecuador, el alojamiento y los servicios de comida están entre los rubros que menos dinero mueve en el cantón (un poco más de 4 millones de dólares) en 2016 en comparación a la agricultura y la manufactura que juntos generaron un poco más de 182 millones de dólares.

Para invertir se requiere seguridad, no solo jurídica, sino también contra la delincuencia. Paladines y Peñafiel identifican el problema, pero desde diferente óptica. El primero cree que hay que combatir el microtráfico de drogas para luchar contra la delincuencia. “Aquí se da más la delincuencia juvenil. Ahora multan a las haciendas que emplean a jóvenes de 15 o 16 años y al no tener una actividad extracurricular se refugian en las drogas. Hay que crear centros de rehabilitación”.

Mientras que Peñafiel ve la solución más como un trabajo junto con la ciudadanía. Habla de capacitarla “para que tomen las medidas en sus respectivos sectores”. “Hay que organizarlos. Algo que mucho facilita a la delincuencia es la oscuridad. No hay preocupación del Municipio por ordenar los cerramientos de los solares abandonados y de iluminar a todos los sectores marginales”.

Ambos precandidatos aspiran a suceder al alcalde Chica quien por la aprobación de la consulta popular de febrero pasado no podrá postularse a la reelección. La lista de postulantes la completan, de momento, Ruperto Espinoza Rivas, Luigi Rivera Gutiérrez (Juntos Podemos), Darwin Toapanta Saltos (Democracia Sí) y Germania Romero Ponguillo (Justicia Social).