Nacio el primer mono-cerdo en China

  Actualidad

Nacio el primer mono-cerdo en China

El pequeño animal mutante fue creado con células de monos. Sin embargo, murió en su primera semana de vida.

Imagen referencial.

Como en una película de ciencia ficción, biólogos chinos lograron lo que se pensó imposible: combinaron consiguieron que naciera un animal con genes de otro. A través de la introducción de células de monos en un blastocito de cerdo (primera etapa del desarrollo de los mamíferos) crearon al primer mono-cerdo.

Los científicos del Laboratorio Estatal de Células Madre y Biología Reproductiva de China usaron células del mono cynomalgus, una suerre de pariente cercano del hombre. Las células madre embrionarias de esta especie fueron introducidas en blastocistos que, después, a través de fertilización in vitro, se implantaron en el útero de una cerda.

▶Lee: Virginidad: ¿Se la puede perder teniendo sexo anal?

El experimento se realizó porque de acuerdo a los especialistas, los cerdos son considerados potenciales donantes de órganos para humanos. El motivo: aunque suene raro, su interior es similar al nuestro.

Cerdos como posibles donantes para humanos

Aunque existen similitudes en la anatomía de los órganos, en su fisiología es totalmente distinta a la nuestra. Sin embargo, todavía se tiene la esperanza que se pueda ejecutar a un organismo quimérico.

El primer intento de crear un híbrido fue con un blastocito de cerdo con células humanas. No obstante, matar a una criatura con una parte humana en su cerebro va contra le ética de estos profesionales, por lo que no se permitió que el embrión se desarrollara.

Nacimiento del mono-cerdo

De los diez embriones que se desarrollaron, solo dos de ellos nacieron vivos y a tiempo. Sin embargo, solo vivieron menos de una semana. Según los científicos, su muerte prematura se debía a complicaciones que hubo durante la fertilización in vitro, no en el hecho de que hayan sido una interespecie.

Los lechones que sobrevivieron hasta el nacimiento tenían células de mono en casi todos los tejidos. A pesar del fracaso en el experimento, el equipo chino ha asegurado que continuará con su investigación. Pero no serían los únicos en crear una interespecie. En Japón se aprobó la creación de híbridos humanos y ratones. Los embriones serían usados para producir órganos que son lo más cercano a la estructura humana.