Muro mortal

  Actualidad

Muro mortal

En octubre pasado, en la vía a Samborondón, la Prefectura del Guayas puso una capa de asfalto con enormes máquinas, sin prevención, advertencias, semáforos, señalización, policías ni vigilantes, paralizando accesos y salidas de urbanizaciones y colegios.

Ahora, la Prefectura está montando, con bloques, un tramo de 6,5 km. al oneroso costo de $ 15 millones. Peligroso muro que divide la vía y perjudica (entradas y salidas) a colegios de niños (Monte Tabor, Torremar, Delta, La Aurora), Universidad Ecotec, el recién inaugurado servicio de SGS, múltiples urbanizaciones, la vía a la T de Daule, Salitre y Samborondón y quienes van a La Puntilla rumbo a Guayaquil.

Los moradores de las ciudadelas no pueden entrar ni salir por esta vía de dos carriles, uno de ida y otro de vuelta separados por este muro mortal que lo ha convertido en un camino angosto, oscuro, sin iluminación, señalética ni advertencias. El espacio se ha reducido y es peligroso. Luis Crespo, de la Prefectura, dijo “los usuarios deben acostumbrarse a usar la vía de acuerdo a las indicaciones técnicas” (¿?).

Pero, esta decisión de la Prefectura, sin criterio técnico ni sentido común no entiende que, al bloquear los accesos y salidas de personas y vehículos de las ciudadelas y colegios, los expone a gravísimas consecuencias.

Una emergencia en la noche, en la madrugada o durante el día, por incendio o ataque cardiaco, es imposible de atender, pues el muro impide ingresos del 911, de los bomberos y ambulancias, expuestos a ser impactados y atropellados por enormes tráileres que circulan a alta velocidad. Los vehículos y personas tendrían que entrar y circular en contravía exponiéndose a ser atropellados. A las 04:30 (madrugada) del viernes 7 de diciembre 2018, en el km 13,5 de la vía a Samborondón un enorme tráiler con un contenedor de 40 toneladas impactó contra el muro mortal. Vecinos dicen que el conductor del tráiler perdió una pierna y el acompañante murió. Se comenta, ahora, que ambos murieron. El cabezal y los bloques quedaron destruidos.