Las muertes por COVID-19 alcanzan a las cifras cardiacas

  Actualidad

Las muertes por COVID-19 alcanzan a las cifras cardiacas

Los problemas cardiovasculares son la primera causa de fallecimientos, la situación emocional influyó en las muertes, dicen los expertos

5ec59eb3e3003
Las defunciones por causas cardiacas pasaron de 8.677 fallecimientos en 2019 y en 2020 alcanzaron a los 15.639 muertes.René Fraga

Las enfermedades isquémicas del corazón se mantienen como la principal causa de muerte en los ecuatorianos en 2020 y aunque en ese mismo año llegó la COVID-19, los registros del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), reflejan que las dolencias del corazón duplicaron la cifra de fallecidos. El coronavirus o la sospecha del mismo quedó para el segundo lugar.

610695f547e38

Familia lloró por un pariente fallecido que no era el suyo

Leer más

De 8.677 fallecimientos por enfermedades isquémicas del corazón en 2019, al año siguiente estos eran casi el doble: 15.639 defunciones. No hay, sin embargo, explicación oficial de Salud, de INEC o del Registro Civil -estos últimos que son los que manejan las estadísticas- sobre si ese aumento está también relacionado con el impacto de la pandemia.

Lo que sí provocaron las cifras de exceso de fallecidos por coronavirus es que ese aumento en los muertos por dolencias cardiacas represente un menor porcentaje del total de defunciones anuales por todas las causas. Siendo el doble en número absolutos, suponen un 13,5 % del total. En 2019, las enfermedades cardiovasculares fueron el 26,49 % de las causas de muertes.

El cardiólogo Ernesto Peñaherrera, sostiene que la COVID 19, sí pudo influir en el incremento de los fallecimientos debido a la crisis sanitaria que se vivió en Ecuador; “se registró muchos cuadros de neurosis, ansiedad, que desencadenaron eventos coronarios, hipertensión arterial, etc.”.

El INEC menciona también una clasificación para los fallecidos que no lograron una confirmación de estar contagiados con el virus. El total de ellos en 2020 es de 8.303 casos.

De su lado, el cardiólogo Mauricio Navarrete apunta que los recuperados de un infarto o afecciones al corazón  presentan secuelas en su salud cardiovascular y están en mayor riesgo al contraer COVID-19 .

“Los sobrevivientes quedan con secuelas que en el pasar de los meses y años llegan a la insuficiencia cardiaca y esto es un número importante de pacientes que no se dan cuenta de  que lo sufren”.

cardiólogo Mauricio Navarrete

De acuerdo a la revista Lancet en el brote de Wuhan, China, la tasa de muerte llegó a 10,5 % en el caso de personas con enfermedad cardiovascular, a 7,3 % en los afectados con diabetes mellitus, a 6,3 % si existían cuadros respiratorios, a 6 % en quienes padecían hipertensión arterial.

Especial Juliano.

Ciencia local contra la pandemia

Leer más

Según el INEC, las cifras presentadas (gráfico) es el resultado del “cruce de datos” con el Registro Civil y el Ministerio de Salud Pública para determinar el denominado Registro Estadístico de Defunciones que presenta los “excesos” de fallecidos en 2020 que arroja 41.077 muertos de más.

thumbnail_2
Registros del INEC

Hasta el cierre de esta edición el Ministerio de Salud no dio respuesta sobre el porqué de la casi duplicación de víctimas por muertes cardiacas.

Los expertos consultados alientan a que se ejecute un trabajo transparente para evidenciar la realidad de la salud en el país y evitar las “dudas” en los números presentados.

“Es probable que tengamos algún tipo de sesgos, recuerde que había personas caminando y luego morían. No ponían muerte súbita para la investigación como lo ordena la ley, sino que quien firmaba ponía infarto, como no son enfermedades de autopsia y listo”, cuestionó Peñaherrera.

Ambos coincidieron en exigir rigurosidad en los certificados de defunción para que se estipule que provocó el infarto que es el desenlace común al morir.