Este miércoles se reinstala el juicio de recusación del exalcalde Yunda contra el juez Fabara

  Actualidad

Este miércoles se reinstala el juicio de recusación del exalcalde Yunda contra el juez Fabara

El exfuncionario pidió que el juez se aparte del conocimiento del juzgamiento por posible peculado en las pruebas PCR

yundas
Diligencia. El juicio se suspendió cuando intervenía la defensa de Jorge Yunda.Archivo

A las 16:30 de este miércoles, se conocerá si Fabián Fabara sigue integrando el tribunal que juzga al exalcalde de Quito Jorge Yunda y 13 personas más, por el presunto delito de peculado en la compra de 100.000 pruebas PCR para detectar la COVID-19 durante la pandemia.

Los jueces Wilson Lema y Patlova Guerra (miembros del tribunal de juicio) conocieron en noviembre los fundamentos de la demanda de recusación que presentó el abogado Marcelo Icaza, uno de los defensores del exalcalde, en contra de Fabián Fabara.

Durante la reinstalación de la audiencia de recusación, la defensa de Yunda presentó partes del audio de la audiencia de juicio en donde, según Icaza, el juez claramente demuestra su no parcialidad. Ayer dijo que espera se acepte la recusación y los efectos jurídicos. Los jueces convocaron a la diligencia que se realizará a través de la plataforma Zoom con al menos dos opciones de conexión. La recusación que presentó Yunda suspendió automáticamente el juicio que durante 16 días se había desarrollado en el Complejo Judicial Norte de la capital.

El fiscal provincial de Pichincha Alberto Santillán presentó alrededor de 140 pruebas para evidenciar la posible responsabilidad del exfuncionario.

YUNDA EN EL COMPLEJO

Yunda recusa a un juez y el juicio por las pruebas PCR se suspende indefinidamente

Leer más

Sus testigos, peritos y pruebas documentales apuntaron a sostener la teoría de la Fiscalía sobre el posible incumplimiento de las especificaciones técnicas del proceso de adquisición de las pruebas que habría sido de conocimiento del exalcalde, de otros exfuncionarios y del representante de la empresa beneficiaria del contrato. Ellos habrían intercambiado mensajes vía WhatsApp que evidenciarían que las pruebas entregadas no eran las que constaban en el objeto del contrato.