Messi, el arte de volver a empezar

  Actualidad

Messi, el arte de volver a empezar

En 1987, después de haber puesto en jaque la supremacía de todos los dioses en Nápoles y Argentina, Diego Maradona se presentó en el programa de televisión de Juan Carlos Altavista, conocido por su personaje de Minguito. La actuación del ‘Pelusa’ conmo

Messi, el arte de volver a empezar

En 1987, después de haber puesto en jaque la supremacía de todos los dioses en Nápoles y Argentina, Diego Maradona se presentó en el programa de televisión de Juan Carlos Altavista, conocido por su personaje de Minguito. La actuación del ‘Pelusa’ conmovió, una vez más, a la gente en Argentina.

Casi 30 años después, el actual ícono de la Albiceleste, Lionel Messi, anunció su adiós a la selección, tras perder la tercera final consecutiva. Y el cómico Minguito, ahora interpretado por Miguel Ángel Rodríguez, tenía un mensaje para ‘la Pulga’. “En Argentina te queremos. Si no querés jugar más, igual te lo vamos a agradecer toda la vida, porque vos estás puesto en el mundo para dar alegrías”, expresó el comediante.

Messi, quien no había hablado desde que anunció su adiós a la selección, mostró su lado más humano junto a Minguito. Explicó su cambio de look (pelo platinado y con barba) y la decisión de dejar la Albiceleste. “Lo del pelo fue porque necesitaba empezar de cero otra vez. Lo que dije después de la final fue lo que sentí”, explicó Leo.

Rodríguez analizó el porqué de la catarsis del 10. “Creo que el personaje lo hizo relajar. Minguito es un personaje chaplinesco, muy de barrio y cercano a la gente”, indicó.

Y vaya que lo logró. La amabilidad, soltura y sinceridad con la que manejó la entrevista logró sacar el lado más humano del deportista.

“Venía de mucho lío, de cosas que me habían pasado. Hay que romper todo esto y empezar otra vez. Cuando escuché tu mensaje (el de Minguito) y todas las muestras de cariño que recibí, entendí que aún tengo mucho que dar. En ese momento (cuando se perdió la final de la Copa América Centenario ante Chile, con un penalti fallado por él) se me cayó todo, estuvimos tan cerca que fue una desilusión muy grande para todos, pero cuando pasó el tiempo me di cuenta que ese sueño de conseguir algo con la selección va a llegar en algún momento. Nosotros jugamos tres finales y no ligamos (ganamos ninguna), eso fue muy doloroso”, reveló la estrella del Barcelona español.

Cuando se le preguntó cómo era su vida en el club catalán, se dibujó como una persona cualquiera, aunque para muchos es de otro mundo.

“Entreno muy temprano, llevo al nene (su hijo Thiago) a la escuela a las 09:00, me voy al club para entrenar y cada vez que puedo lo voy a ver a la salida. Por la tarde buscamos la forma de cansarlo y se duerma pronto”, acotó.

No le gusta influir en su hijo para que tome el camino del fútbol y al pequeño eso por ahora no le llama la atención.

Respecto a sus planes para un futuro lejos del fútbol, no hay dudas en su cabeza. “Siempre lo hablamos (con su esposa Antonella Roccuzzo), tenemos todo acá (en Argentina). Si bien hace mucho tiempo que estoy allá (en España), nuestras familias son de acá. A los 13 años me fui del país, ahora tengo 29, pero mis raíces son de acá. Me encantaría volver. Es algo que tengo pendiente, mi gran sueño de chiquito era jugar en Newell’s Old Boys y espero hacerlo algún día, porque allí fue donde crecí, aunque luego la vida me llevó por otro lado”.

En menos de media hora al aire el público disfrutó de ese lado que solo el círculo íntimo de Messi conoce. MGD