Actualidad

Marcando el paso del acuerdo en Bruselas

Los empresarios o sus representantes han pasado ya su primer día en Bruselas, donde hoy Ecuador firmará un histórico acuerdo comercial.

Reunión. Eduardo Egas, Mónica Maldonado y Peter Schwaiger en la sede la Unión Europea.

Los empresarios o sus representantes han pasado ya su primer día en Bruselas, donde hoy Ecuador firmará un histórico acuerdo comercial.

Ayer fue un día de agradecimiento, visitas y contactos de una delegación de ocho personajes del sector privado al que también los acompaña el exministro de Comercio Exterior Francisco Rivadeneira, quien dejó listo, antes de renunciar a esa cartera de Estado, la Adhesión al Acuerdo Comercial Multipartes con la Unión Europea.

El vicepresidente de Comercio y exministro de Industrias y Productividad, Eduardo Egas, otro impulsor del proceso, estuvo con Peter Schwaiger en la Cancillería europea.

Lo acompañó Mónica Maldonado, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Procesadora de Atún (Ceipa), que representa a los atuneros de Manta especialmente.

Schwaiger ahora cumple funciones de Diplomacía Económica pero hay un sentimiento especial de los empresarios ecuatorianos hacia él. Él fue, hasta hace poco tiempo, el encargado de negocios en Ecuador de la Unión Europea. “Jugó un papel trascendental en la articulación de los intereses europeos con los intereses nacionales en la concreción del acuerdo nacional”, señaló ayer a Diario EXPRESO Eduardo Egas.

Y ahora mismo él coordina algunas ayudas para Ecuador por parte del Banco de Desarrollo Europeo. Algo que los empresarios quieren potenciar.

José Antonio Camposano, del sector acuícola; Daniel Legarda, de la Federación de Exportadores (Fedexpor); Eduardo Ledesma, por los comercializadores de banano (AEBE); Alejandro Martínez, de Expoflores; Marco Carrión, de Capeipi; Graciano Mazón, de Maquita Coshunchic también acompañan y comparten en Bruselas con la delegación oficial, cuyo máximo representante es el vicepresidente Jorge Glas.

El vicepresidente de la República va con Juan Carlos Cassinelli, ministro de Comercio Exterior; el vicecanciller Fernando Yépez y otros dos funcionarios a los que el sector exportador les guardan mucho afecto.

Se trata de los que cocinaron técnicamente este acuerdo: el embajador Roberto Betancourt y el jefe negociador, Méntor Villagómez, las piezas claves del demorado proceso.

Más allá de la celebración y los actos protocolarios, los empresarios apuntan a un lobby de altura con Glas. Quieren empujar otros tratados con socios asiáticos, especialmente, que mantienen “cerradas” sus fronteras.