Actualidad

La maleta incompleta del Turismo

El clima y los paisajes de Ecuador no envidian a un paraíso. Y ahora además, se podrá disfrutar con planificación cuando el miércoles se apruebe la ley de feriados, la cual busca dinamizar las actividades turísticas internas.

La falta de agua, apagones y cabañas deterioradas causan que pocos viajeros lleguen a ciertas playas de la Ruta del Sol.

El clima y los paisajes de Ecuador no envidian a un paraíso. Y ahora además, se podrá disfrutar con planificación cuando el miércoles se apruebe la ley de feriados, la cual busca dinamizar las actividades turísticas internas. Pero la maleta todavía está incompleta. Los presidentes de las cámaras de Turismo de la Ruta del Sol o de Spondylus consideran que las visitas de los viajeros a las playas del país se podrían duplicar y hasta triplicar si se solucionan problemas de servicios básicos. La falta de agua y los apagones son, dicen, un freno para lo que busca el proyecto de ley que fija con antelación los feriados de cada año en el país.

La industria del turismo aplaude que por fin se haga realidad una petición que lleva unos diez años quemándose al sol. Pero, la pregunta ahora: ¿cuántos años tendrán que pasar para que se solucione el problema de la falta de agua y apagones? “Para vender más paquetes de turismo en el país y en el exterior, debe existir la excelencia. Y allí está la diferencia de por qué otros países que no tienen la diversidad y bellezas naturales que tiene Ecuador atraen más turismo”, dijo a Diario EXPRESO Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y de la Federación Nacional de Turismo.

Feriado

En el último puente vacacional, que fue de cinco días, se movilizaron unos 1,3 millones de turistas, lo cual generó$ 78 millones para el sector turístico. Los destinos preferidos fueron Cuenca, Manabí, Esmeraldas y Santa Elena.

Destino verde por cuarto año

Ecuador ha sido declarado Destino Verde Líder del Mundo 2016. El galardón es otorgado por World Travel Awards, catalogado como los Óscar del turismo en el mundo.

Al mes, un hotelero gasta unos $ 2.400 en agua potable

1. El paisaje es hermoso, la sazón típica es singular. Es un paraíso para que el estrés se lo lleve el viento, mientras el mar, el sol y la arena miman los sentidos. Pero pocos turistas aprovechan todo lo que ofrece la Ruta del Sol o Spondylus. No llegan. Una de las razones es por la falta de agua. “Estamos preocupados porque está por empezar la temporada playera y todavía hay corte del líquido vital, nos dan solo dos horas de agua en la mañana y en la noche”, dijo a Diario EXPRESO Paquita Jara, coordinadora del turismo comunitario.

La situación es muy preocupante, indicó Hugo Gonzabach, hotelero y miembro del directorio de la Asociación de Actores Turísticos de Montañita. Agregó que los hoteles gastan unos 2.400 dólares en agua, al mes, porque en la actualidad un tanquero cuesta 80 dólares. Gonzabach precisó que el precio del agua es menos que el año pasado, pero lo que se paga ahora todavía es un peso económico que afecta directamente al sector turístico. El año pasado el precio de un tanquero era de 150 dólares.

Así de nada sirve tener el mejor clima, los más hermosos paisajes e incluso contar con hoteles de primera cuando falta lo principal, el agua, manifestó Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y de la Federación Nacional de Turismo.

Para los consultados hay un negociado con el agua, que impide que se construya una planta de agua potable. Los hoteleros piden un control justo para que no vendan el agua potable tan cara.

Los apagones, un mal de años sin resolver

2. Los presidentes de las cámaras de Turismo consultados concuerdan con que los apagones, de ocurrir en un 100 %, han bajado a un 35 %. Pero no se puede decir que se ha solucionado el problema.

Ahora que empezó a funcionar una nueva hidroeléctrica se espera que los apagones lleguen a un 0 %, sobre todo cuando llegan más turistas, esto es de enero a abril.

Los hoteleros también solicitan que se reciba el cobro de la energía eléctrica, porque consideran que pagan una planilla más cara de la que se cancela en Samborondón. Así lo dijo Hugo Gonzabach, hotelero y miembro del directorio del gremio turístico de Montañita.

Augusto Rodríguez, turista, indicó que la falta de luz sí afecta al viajero, “porque comunicarse a diario con la familia es parte de la seguridad, y sin energía eléctrica no se puede cargar los celulares”.

Las cabañas comedores están deterioradas

3. Desde este miércoles quedan formados por ley los megaferiados. A esto se suma que el país obtuvo nuevamente el galardón de Destino Verde Líder del Mundo. “El país tiene todo para ser una potencia turística, pero además de que faltan los servicios básicos se suma el poco apoyo. En la Ruta del Spondylus, hay cabañas comedores deterioradas, por ejemplo. El del déficit de alicientes se notó más cuando se fueron las ONG (Organismos no Gubernamentales)”, dijo Paquita Jara, coordinadora del turismo comunitario. Los talleres artesanales y cabañas comedores que fueron implementados por el Centro de Promoción Rural y Ayuda en Acción de España están deteriorados. En Libertador Bolívar hay 23 cabañas, de las cuales solo 11 funcionan. “Y de las que atienden, solo tres están en excelente estado”. Agregó que la falta de apoyo mermó el gremio. Estaban asociados unos 500 actores turísticos y solo quedan 60.

Faltan restaurantes nocturnos

4. La falta de restaurantes nocturnos es la consecuencia de los apagones y la poca afluencia de viajeros en las poblaciones más pequeñas, según Paquita Jara, coordinadora de Turismo comunitaria. Los presidentes de las cámaras de Turismo de la Ruta del Sol consultados explicaron que para mantener los mariscos frescos se requiere de los congeladores, pero si estos dejan de funcionar por la falta de energía eléctrica lo mejor es comprar solo para vender en el día. Así se evitan una intoxicación por mariscos dañados.

La seguridad que tiene el viajero es que el fruto que se sirve va del mar al plato.

Pero, la falta de gastronomía se vuelve en un efecto de dominó. Sin tener suficientes turistas no hay restaurantes nocturnos y sin estos, los pocos atraídos por el paisaje se van y no vuelven.

La solución está en manos de las alcaldías

5. Para Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y de la Federación Nacional de Turismo, la solución está en las manos de los gobiernos descentralizados, como las alcaldías.

“Además de construir una planta de agua potable, tienen que regular a los actores del turismo. Hay mucha informalidad, que también afecta para lograr la excelencia del servicio”, dijo a EXPRESO Alberto Ordóñez, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena. Agregó que los bares, hospedajes, restaurantes y servicios generales informales afectan los ingresos de los formales, que son los que pagan los impuestos. “Se estima que existen más de 2.000 plazas informales, cobran poco, pero no brindan un servicio excelente”.

Ausencia de información

6. El que exista una carretera que pase por todas las playas del Ecuador no significa que exista una Ruta turística, según Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y de la Federación Nacional de Turismo.

Explicó que para que haya una Ruta debe existe un encadenamiento. Es decir, que al llegar a una población el viajero debe recibir toda la información de los lugares atractivos que puede visitar allí y a lo largo de la Ruta.

Precisó que para ello el sector debe ser formal y unido. Solo así el hotel puede sugerir dónde comprar artesanía, dónde comer la comida típica, dónde bailar, dónde pasear, dónde están los museos, etcétera. “Se requiere organizar al sector y formalizar a los informales”.