Macri dobla el precio del transporte publico

  Actualidad

Macri dobla el precio del transporte publico

Despidos en el sector público y aumentos de tarifas de hasta 100 % en transporte, sumados a alzas en otros servicios básicos y alimentos, multiplicaron ayer las protestas en Argentina, donde sindicalistas advierten sobre el final de “la luna de miel” c

Resistencia. Exempleados del sector público despedidos, y manifestantes que los apoyan, durante una movilización, ayer en Buenos Aires.

Despidos en el sector público y aumentos de tarifas de hasta 100 % en transporte, sumados a alzas en otros servicios básicos y alimentos, multiplicaron ayer las protestas en Argentina, donde sindicalistas advierten sobre el final de “la luna de miel” con el gobierno de Mauricio Macri.

La batería de aumentos incluye un promedio de 500 % en electricidad y agua, cerca del 300 % en gas, además de un incremento de telefonía y el aumento de combustibles a un ritmo de 6 % mensual desde diciembre.

El coctel abarca aumentos en los alimentos básicos, al punto de estrangular los magros bolsillos de los argentinos y desafiar la paciencia de las centrales obreras en medio de una inflación que se estima superará el 30 % anual.

“Se terminó la luna de miel” con el gobierno, advirtió Pablo Moyano, dirigente del poderoso gremio de Camioneros e hijo de Hugo Moyano, líder de la más influyente de las cinco centrales obreras.

Cientos de empleados públicos coparon ayer las entradas de varios ministerios para pedir “Sí se puede frenar los despidos” con pancartas o clamar “basta de tarifazos!”, mientras se atrincheraban al interior.

“Esto había que hacerlo”, se justificó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay al advertir que estas decisiones formaban parte “de la plataforma de campaña” con la cual Mauricio Macri llegó a la presidencia el 10 de diciembre en la que prometió eliminar subsidios y “sincerar” tarifas.

A las puertas del ministerio de Prat-Gay trabajadores de la cartera y miembros del sindicato de estatales denunciaron un centenar de despidos.

El poderoso gremio de estatales (ATE) cifra en 9.000 los despedidos en el sector público nacional y 25.000 si se suma el sector provincial y comunal.

Ayer venció el plazo del decreto de emergencia que anunció Macri en diciembre para revisar 64.000 contratos temporales, particularmente 25.000 incorporados desde 2013.

La protesta obligó a mudar a la Casa de Gobierno una conferencia de prensa del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, donde anunció el aumento del 100 % en boletos de trenes y autobuses de la populosa área metropolitana de Buenos Aires. El aumento será la mitad para la llamada tarifa social que beneficiará a 6 millones de personas, según afirmó.

La extensión y cuantía de los aumentos llevó a la diputada Elisa Carrió, aliada de Macri, a mostrar su desacuerdo con el gobierno que votó.

La líder de la Coalición Cívica llamó “brutales” a los ajustes “de agua, gas y transporte en medio de tan alta inflación”. “Hice todo lo posible para pararlo. No pude”, añadió.

El ministro Prat-Gay aseguró que los aumentos en la inflación es “algo estrictamente transitorio”, aunque los sindicatos opinan lo contrario.

Por los camioneros, Moyano anticipó “paros y movilizaciones callejeras” en el marco del inicio del grueso de las negociaciones entre gremios y empresas a instancias del Estado por aumentos salariales.

En la estatal Aerolíneas Argentinas los trabajadores anunciaron una huelga para hoy, mientras que ATE, con el respaldo de dos centrales obreras, denunció ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “la persecución que sufren los trabajadores públicos en sus sectores de trabajo y los despidos masivos”.