Actualidad

Los ‘globos del deseo’ se prohiben en otros paises

En estos últimos tres años, un nuevo producto está siendo incluido entre esas tradiciones, acaparando el mercado gracias a la superstición de la gente: ‘el globo del deseo’ o “una bomba de tiempo”, como lo consideran algunos ciudadanos que ya lo han pr

En la bahía la comercialización de estos productos de papel se realiza por todas partes. Las personas llegan hasta allá para comprarlos a un dólar.

¿Quién no quiere tener un nuevo año lleno de felicidad y éxito? Justamente por esos anhelos, en Ecuador cada fin de año se realizan las cábalas tradicionales como comer doce uvas pidiendo un deseo o usar ropa interior amarilla para atraer la suerte. Sin embargo, en estos últimos tres años, un nuevo producto está siendo incluido entre esas tradiciones, acaparando el mercado gracias a la superstición de la gente: ‘el globo del deseo’ o “una bomba de tiempo”, como lo consideran algunos ciudadanos que ya lo han probado.

Se trata de un globo de papel de arroz (bambú) que guarda en su interior una vela.

“Usted abre el globo, lo enciende; escribe sus deseos en un papel y los ubica dentro de él; lo lanza en la noche al cielo para que sus peticiones sean concedidas”. Así lo explica un comerciante informal, quien vende estos productos a $ 3 en una esquina entre las calles Piedrahíta y Esmeraldas de Guayaquil.

Pero se vende por todas partes gracias a la época. Los hay en los semáforos, en las esquinas y sobre todo en el corazón del comercio de Guayaquil, la bahía.

Pero estos llamativos productos que si bien no contienen pólvora ni explosivos, están siendo prohibidos en algunos países por los múltiples siniestros que su uso ha dejado como consecuencia. En Chile y Panamá han ocasionado incendios estructurales y forestales, por eso en ciudadades de esas dos naciones su comercialización ya no es legal.

Pero en Ecuador, especialmente en Guayaquil, su compra y venta aumenta. Y de acuerdo con lo indicado por el Cuerpo de Bomberos del Puerto Principal, no se ha registrado ningún incendio producto de su uso.

No obstante, la Casaca Roja asegura que el empleo de esos globos puede ser muy peligroso. “Pueden chocar con los cables, en los techos de las casas, o caer en árboles o césped secos y causar siniestros y quemaduras a los usuarios”, expresa la institución en sus redes sociales, como recomendación a la ciudadanía.

También hay quienes en redes cuentan sus experiencias y prevén a otros del uso de esos productos aparentemente indefensos y que para este fin de año podrían causar siniestros en la ciudad. “Una vez cayó en un transformador y explotó y se quedó sin luz toda la cuadra”, comenta un internauta. De igual forma, otras personas piden no usarlo por cuestiones de contaminación al ambiente.

Pero la fiebre del ‘globo del deseo’ se expande. Incluso, en varias partes del país muchas celebraciones inician o concluyen con una serie de estos globos lanzados al cielo en la oscuridad de la noche. Es que según la creencia, mientras más alto llegue el globo, hay más posibilidades de que el deseo se cumpla. “El 31 los voy a elevar en la noche. Pondré en él todos los deseos de mi familia para que se cumplan en el 2019”, dice Nadja Litardo, quien acudió ayer a la bahía desde la ciudadela Floresta en Guayaquil a comprar algunos. “Es que aquí lo venden a $ 1 no mas”, precisa.

El teniente Hans Huertas, subcoordinador de Prevención de incendios del Cuerpo de Bomberos, explica que aquellos provocados por estos globos no se pueden controlar , ya que viajan según la dirección del viento. “Tienen que aterrizar en algún lado. Puede ser en la ventana de una casa, en una maleza seca, etc., y de ahí los incendios”, indica. Huertas cree que para evitar catástrofes en este feriado, lo mejor es no hacer uso de este producto para recibir el nuevo año.