‘Campeona’, la primera exhibicion pictorica de una artista sin manos

  Actualidad

‘Campeona’, la primera exhibicion pictorica de una artista sin manos

Irma Once nació con una discapacidad en ambos brazos. Sin embargo, nunca dejó que esto la detuviera. Menos aún cuando decidió que quería dedicarse al arte.“Desde muy pequeña me encantaba pintar y dibujar.

Arte. Esta es la primera exposición de Once y reúne 16 años de lienzos.

Irma Once nació con una discapacidad en ambos brazos. Sin embargo, nunca dejó que esto la detuviera. Menos aún cuando decidió que quería dedicarse al arte.

“Desde muy pequeña me encantaba pintar y dibujar. Mi mamá pegó el grito al cielo cuando le dije que quería ser artista, pero yo insistí hasta que pude estudiar en el Colegio Bellas Artes y ahí me profesionalicé”, comentó.

En ‘Campeona’, muestra que cuenta con treinta y un lienzos elaborados en óleo, acrílico y tiza, la pintora reúne cuadros trabajados a lo largo de su trayectoria de dieciséis años.

Entre las obras de distintos tamaños destaca un florero, pintura que considera su favorita al ser la primera que trabajó cuando era estudiante.

No obstante, en la sala del Museo Municipal de Guayaquil, donde se exhiben los cuadros, la temática es variada. Bodegones, paisajes, rostros e incluso escenas urbanas adornan las paredes.

Entre estos destacan sobre todo ‘Pescador de tiburones’, ‘Vasijas de barro’ y ‘Niño con teléfono’, piezas de estilo costumbrista.

La artista, de 40 años, dice inspirarse en lo cotidiano a la hora de elegir los temas.

“Me considero una artista realista. Me gusta pintar lo que veo, me gustan los temas sociales y los paisajes. Quiero capturar lo que me rodea”, indicó.

Esta es la primera muestra individual de Once. Ha participado en varias exposiciones colectivas y ha enviado lienzos a diez ediciones del certamen del Cabildo Salón de Julio.

Pinta en casa. En la sala de su vivienda, ubicada en Durán, adecuó un pequeño taller donde tiene sus pinturas y bastidores. El pincel lo toma con las extremidades de ambos brazos y se deja llevar por los colores y las formas.

Dice que, cuando tiene tiempo, un lienzo puede tomarle entre un día y un día y medio.

Sin embargo, indica que hoy en día suele demorar más porque compagina el arte con la labor doméstica y el cuidado de sus cuatro hijos.

Añade que su impedimento físico nunca ha sido una barrera a la hora de pintar o para cuidar de su familia y señala que este, incluso, sirve como un ejemplo de superación para sus pequeños.

El nombre de la exposición proviene de esta continua lucha por la superación y por una frase que constantemente escucha de su familia.

“Cuando termino un cuadro o un dibujo siempre me dicen “¡Wow! Eres una campeona!”, entonces el título nace de ahí”.

Once indica que entre sus metas a corto plazo está ingresar a la universidad a estudiar la carrera de Artes Visuales, algo que ha postergado por el cuidado de sus hijos, y exponer sus lienzos en otras ciudades del país, entre ellas Quito y Cuenca. MTN