Un liderato lleno de incognitas

  Actualidad

Un liderato lleno de incognitas

Celebración. Fernando Pinillo (4) celebró el gol de Fernando Gaibor (10) junto a Robert Burbano. El mediocampista del ‘Bombillo’ sumó su segundo gol con Emelec en el torneo, el primero se lo anotó a Independiente del Valle en Sangolquí.

Emelec logró su cometido y sumó los tres puntos. Pero el entusiasmo que tenía la gente en las gradas de volver al Modelo, no fue plasmado en la cancha. Con un gol de Fernando Gaibor, los azules celebraron; pero su juego dejó muchas dudas en sus hinchas.

Un primer tiempo para el olvido, tanto para los dirigidos por Omar De Felippe como para el juez central, Luis Quiroz.

El arranque del ‘Bombillo’ fue alentador, en menos de 10 minutos los eléctricos intentaban una presión alta y con sus lineas adelantadas, tener la pelota en el área de Delfín; pero eventualmente los cetáceos equilibraron la balanza.

Tanto así, que en los primeros 15 minutos el árbitro anuló dos anotaciones del equipo visitante. Una mano inexistente de Maximiliano Barreiro y luego un fuera de lugar de Marcos Cangá, este bien sancionado.

Lo que restó del primer tiempo fue controlado por Delfín, los azules no fueron más que ciertos chispazos de Ángel Mena o Robert Burbano. En lo colectivo: cero.

En el complemento los cambios le dieron cierto empuje en lo ofensivo a los eléctricos, pero serían las individualidades las que salvarían al tricampeón nacional.

Gaibor recibió una pelota en la circunferencia central, avanzó unos pasos y un zapatazo imposible venció al exgolero de Emelec, Cristian Arana.

Las gradas se desahogaron, sacaron el grito atorado del pecho, pero el gol no sería más que un estímulo para el equipo visitante. Delfín volvió a ser el dueño de la pelota y los azules seguían con problemas a la hora de estructurar su juego.

Los locales tuvieron dos claras oportunidades en los pies de Brayan Angulo y Javier Charcopa: al 19 se lo negó Arana, mientras que al ex Deportivo Cuenca, el travesaño.

Luego de tres fechas como local, Emelec al fin pudo ganar. El tricampeón suma y no se desprende de la parte alta; pero el juego bonito que tenía como bandera sigue sin aparecer.

Emelec logró su cometido y sumó los tres puntos. Pero el entusiasmo que tenía la gente en las gradas de volver al Modelo, no fue plasmado en la cancha. Con un gol de Fernando Gaibor, los azules celebraron; pero su juego dejó muchas dudas en sus hinchas.

Un primer tiempo para el olvido, tanto para los dirigidos por Omar De Felippe como para el juez central, Luis Quiroz.

El arranque del ‘Bombillo’ fue alentador, en menos de 10 minutos los eléctricos intentaban una presión alta y con sus lineas adelantadas, tener la pelota en el área de Delfín; pero eventualmente los cetáceos equilibraron la balanza.