Los jugadores de Independiente fueron recibidos como unos campeones

  Actualidad

Los jugadores de Independiente fueron recibidos como unos campeones

Los jugadores de Independiente fueron recibidos como unos campeones

Este grupo es tan especial que incluso en la derrota da lecciones. La última: cómo levantarse tras un golpe como el del miércoles en la noche, tras caer en la final de la Copa Libertadores. El primer paso es llorar, reconocer el dolor y tranquilizarse. Después, buscar lo positivo. Así lo debieron hacer, no solo con palabras, sino con hechos al mostrar un estado de ánimo envidiable.

Si muestran un vídeo de lo que fue el viaje de Independiente de Quito a Medellín el lunes pasado, y otro con el de ayer, regresando tras la derrota en la gran final de la Libertadores, no conseguirían encontrar las siete diferencias. Lo único que cambió fue la actitud de Michel Deller, presidente honorario, quien mostró su cercanía con el plantel con una cariñosa ronda de felicitaciones.

Empezó por el ‘Tin’, a quien le dio un fuerte abrazo. Después de hacer lo propio con Caicedo, Arturo Mina o Jonathan González, el dueño del club ‘rayado’ se acercó a Bryan Cabezas, a quien además de un par de golpes en la espalda le dijo algo al oído que pareció sentar muy bien en el rápido extremo zurdo. Justo a su lado estaba Emiliano Tellechea, con quien tuvo una despedida especial. “Gracias, de verdad, por todo lo que has hecho por nosotros. Sabes que esta siempre será tu casa”, le dijo Deller al uruguayo, quien el sábado pone ya rumbo a Argentina.

Antes del embarque se dio otra de las reuniones más especiales. En las largas y pesadas esperas de las salas de los aeropuertos, los jugadores sacaron tiempo para comer y para descansar. Pero uno de ellos, el veterano, aprovechó para una reunión que dejó varios detalles y la duda en el ambiente.

Deller se acercó a Librado Azcona, le pasó la mano por el hombro y lo llevó a una esquina. Pareció que ninguno quisiese que el resto escuchase. Durante unos 10 minutos, precisamente hasta que hubo que embarcar, ambos dialogaron en tono cordial, incluso con alguna carcajada que denotó el buen ambiente que hay entre el plantel y la dirigencia.

Azcona tiene los días contados en el club, eso es un secreto a voces, y todo apunta a que será en Argentina donde continúe su carrera. El visto bueno lo tendrá, solo falta un acuerdo.