Actualidad

La inseguridad invade los Guasmos

Guayaquil desde hace algunas décadas tiene un continuo crecimiento. Este se manifiesta en los diferentes sectores y estratos socioeconómicos de la ciudad. La urbe experimenta incremento demográfico en todos sus segmentos. Sus habitantes crecen por el norte, sur y oeste. Esto también se observa en los barrios populares y de clase media.

Sin embargo, el costo de esta expansión se traduce en un progreso relativo, cuanto en una concentración excesiva en determinadas zonas, barrios y ciudadelas. Obviamente, con esto vienen hechos, procesos y eventos en los cuales se expresan situaciones de mayor delincuencia, crímenes, inseguridad y peligro. Por eso los estudiosos dicen que hoy lo más seguro que tienen los ciudadanos que habitan las diferentes urbes modernas es “acostumbrarse a la inseguridad y riesgos que actualmente ellas traen y tienen”. Este es un axioma de realidad. No obstante, no deja de preocupar a todos los habitantes de cualquier ciudad del mundo. Especialmente a los de Guayaquil, pues en esta aumentan las circunstancias amenazantes, la inseguridad y está ante la presencia de cada vez más situaciones de peligro.

Las estadísticas policiales señalan que la mayor cantidad de crímenes, asaltos, agresiones, secuestros extorsivos, violencia, peleas callejeras, pandillas, etc., se dan en las ciudades. Este postulado se cumple en Guayaquil. En ella es cada vez más evidente un ascenso de hechos de agresión, violencia, asaltos, narcotráfico y sicariato.

Los actos delictivos se suscitan con mayor frecuencia en barrios y ciudadelas populares. En ellos hay una verdadera topografía de la inseguridad y del delito. Agresión, violencia y robo, aumentan cada día en estos sectores: barriadas populares de los Guasmos, Monte Sinaí, etc. En estos sitios se registra mayor delincuencia, inseguridad y peligro.

Las estadísticas que muestra la policía señalan que las muertes violentas, los asaltos y crímenes por sicariato donde más ocurren es en la zona 8. Aquí el 80 % de homicidios se realizan contra personas vinculadas a bandas delictivas. Los sectores de los Guasmos (Norte, Central y Sur )y la Isla Trinitaria son los lugares con mayor número de actos delictivos y criminales. Por eso los habitantes de estos barrios populares piden que se redoble la vigilancia para tener más seguridad.