Incontinencia, un problema que se escapa a gotas

  Actualidad

Incontinencia, un problema que se escapa a gotas

Hombres. Al pasar los 65, el 20 % de ellos la padecerá, mientras que la cifra sube al 50 % cuando llegan a los 85 años.

Hombres. Al pasar los 65, el 20 % de ellos la padecerá, mientras que la cifra sube al 50 %  cuando llegan a los 85 años.

¿Perder orina al toser, al estornudar o al reír a carcajadas es normal?, ¿hay que preocuparse si estos escapes se dan cuando realizamos algún ejercicio o cuando bailamos? Se dicen muchas cosas sobre la incontinencia urinaria, pero lo real es que es tan común que una de cada cuatro mujeres la padecerá en algún momento de su vida, algo que no afecta tanto a los hombres, al menos no antes de llegar a los 65 años.

Esos escapes de orina son motivo de incomodidad y vergüenza, pues mojan el interior y provocan mal olor, por lo que es importante que evite llegar hasta ese punto. Allí es donde entran los famosos ejercicios de Kegel, que son aquellos que nos permiten fortalecer el suelo pélvico. Los puede practicar como prevención, pero también si ya tiene el problema.

No crea que deberá destinarles mucho tiempo. Es más, puede realizarlos en su trabajo, incluso mientras está en una reunión, sin que nadie lo note. ¿Cómo? Debe tener la vejiga vacía y relajar la zona, es decir simular que va a orinar. Cuente hasta diez y luego apriete los músculos del piso pélvico contando hasta ocho. Así, diez veces y se recomienda repetirlos por tres ocasiones al día. Puede hacerlo también al orinar.

Para que mantenga alejado a este incómodo enemigo, un grupo de especialistas consultados por EXPRESO le dice qué hacer para evitarlo, quiénes son los más propensos y si es verdad que hay alimentos nocivos.

¿La incontinencia es más común en las mujeres mayores?

Francisco Plaza, ginecólogo, oncólogo y docente universitario, indica en qué casos suele presentarse.

Las jóvenes también la padecen

A mayor edad de la mujer, hay más probabilidades de que sufra de incontinencia urinaria. Cuando las hormonas están en su apogeo en la edad fértil, esta área de la pelvis, de la vulva y de la vagina se defiende muy bien contra todo tipo de agresiones y, por lo tanto, no es frecuente encontrar incontinencia, pero con la menopausia bajan las hormonas y entonces se pierde la elasticidad y el tono, por lo que estos escapes de orina se pueden presentar en mayor o menor grado.

Se debe tener en cuenta también que a mayor número de embarazos y de incidencia de partos por vía vaginal, hay más casos. La infección urinaria crónica es otra causa.

Eso no quiere decir que las personas jóvenes no sufran de incontinencia. Es más común después de los 40 años, aunque puede verse por los 30, cuando la mujer ya se ha embarazado y ha dado a luz.

¿Es normal que se escape la orina cuando se estornuda o se tose?

El doctor Jo Tsang Sunny, especialista en cirugía general y urología, explica cuándo debe preocuparse.

Ninguna gota se debe escapar

Las chicas pueden toser o estornudar y no se debe escapar ni una gota de orina, pues eso significa que el esfínter y el suelo pélvico funcionan bien. Ningún goteo es normal, por lo que debe consultar a un profesional para diferenciar si se trata de una incontinencia o de una vejiga que está reteniendo orina y que tiene esos escapes por rebosamiento.

Para muchas personas estas señales pasan desapercibidas, porque no cree que sean de importancia. Empiezan a preocuparse cuando pierden una buena cantidad de orina o si esta se escapa cuando están en una reunión o en una fiesta. El mal olor y tener el interior mojado es lo que las pone en alerta.

Es algo que suele ocurrir a las mujeres después de los partos, ya no tienen la rutina de hacer ejercicios diarios, entonces, con el tiempo, la vida sedentaria causa que el suelo pélvico comience a trastornarse.

¿Qué hacemos si sufrimos de incontinencia?, ¿hay alimentos que debemos evitar?

El urólogo y sexólogo César Merino cuenta cuál es el proceso a seguir.

Hay algunos alimentos irritantes

Para dar un tratamiento, primero hay que ver la causa de la incontinencia. Si es por una infección urinaria, lo que se hace es buscar el agente que la está causando y atacarlo. Otro tipo de incontinencia puede ser por daños de la musculatura del piso de la pelvis, que se presenta en las mujeres que han tenido muchos embarazos. Allí se recomiendan los ejercicios de Kegel y las pastillas. Si todo eso falla, se puede poner un implante de esfínter artificial, que es como una argollita que se coloca alrededor del cuello de la vejiga y con un botón se lo activa y con otro se lo abre para que pueda salir la orina.

No hay alimentos que se prohíban, lo que le pedimos al paciente es que evite los irritantes como el café, el alcohol, el chocolate, los picantes, el ají y las gaseosas porque al pasar por las vías urinarias pueden afectar un poco y activar la micción.

¿Los ejercicios de gran esfuerzo como el crossfit provocan escapes de orina?

Andrea Álava, licenciada en Terapia Física, dice qué puede ocurrir.

Lo que ocurre al alzar pesas y al bailar

La pérdida involuntaria de orina es uno de los síntomas más comunes dentro de las disfunciones del suelo pélvico. Existe un grupo de músculos que se encargan de sostener los órganos internos y trabajar en conjunto para poder manejar las presiones internas de la cavidad abdominopélvica. Si estos músculos presentan alguna alteración o debilidad es muy probable que no estén preparados para soportar un aumento repentino de esta presión. Esto puede suceder al hacer ejercicios de alto impacto como saltar la cuerda o el cajón, correr, levantar pesas, hacer abdominales, realizar gimnasia olímpica e incluso practicar baile, especialmente si es flamenco, por el zapateo. Factores como el sobrepeso y el estreñimiento también perjudican el correcto funcionamiento de estos músculos.