Huera labra su futuro en suelo europeo

  Actualidad

Huera labra su futuro en suelo europeo

El joven ciclista ecuatoriano, de 18 años, está cumpliendo una pasantía de tres meses en el equipo continental Fundación Laciana de León, España.

Protagonista. El tricolor Richard Huera viene demostrando sus grandes condiciones para escalar con el equipo español.

La pasión por el ciclismo la heredó de su padre. Richard Huera espera seguir las huellas de su tocayo Richard Carapaz, quien será el primer ecuatoriano en correr, desde el sábado, la Vuelta a España.

El joven ciclista de 18 años y oriundo de Sucumbíos, la Amazonía, está cumpliendo una pasantía con el equipo español Fundación Laciana de León. Es una escuadra profesional de categoría continental, desde el 2011.

Él es uno de los tres hijos del exrutero Raúl Huera y María Montenegro.

“En principio me costó acostumbrarme al ritmo de competencia. Pasar de competir con 50 ciclistas a 200, es complicado”, contó a EXPRESO Huera.

El ecuatoriano no necesitó de mucho tiempo para acercarse al podio: cuarto en el GP de Asturias.

Richard aseguró que el técnico Alberto Núñez le transmite tranquilidad y mucha confianza. “El profesor Núñez me ha dicho que tengo condiciones para ser un gran ciclista. Pero que debo ir paso a paso, sin prisa, que las cosas llegarán a su tiempo”, añadió.

Aún le quedan varias competencias en Europa. Huera entrará en acción mañana en la Vuelta a Ribera del Duero. Luego hará carreras de un día y por último competirá en la Vuelta a la Rioja.

“Hay la posibilidad que vaya al mundial en Noruega, lo que sería algo increíble”, señaló con mucho optimismo.

Todavía no ha tenido contacto con Richard Carapaz, quien es integrante del Team Movistar de España, el mejor equipo profesional de ciclismo del planeta.

“Hemos estado cruzados. La semana pasada él estaba corriendo la Vuelta Burgos y quería verlo, pero se me incluyó en la nómina para la competencia en Pamplona, lo que trastocó los planes. Espero irlo a mirar en alguna etapa de la Vuelta a España”, dijo.

Cuando conoció que su compatriota estaba en la nómina definitiva de la escuadra telefónica para La Vuelta, él se sintió más ecuatoriano que nunca. “Así como Carapaz, yo quiero dejar una huella en el ciclismo mundial. Ese es mi más grande sueño y es lo que me motiva todas las mañanas para salir a entrenar”, finalizó Richard Huera.