Hallan tres cadaveres botados en matorrales

  Actualidad

Hallan tres cadaveres botados en matorrales

Un misterio, así aparecía -hasta ayer- el asesinato de tres personas, cuyos cuerpos fueron hallados cerca de la medianoche del martes, en el kilómetro 5,5 de la vía a Chongoncito, en la parroquia Chongón de Guayaquil.

La policía custodió el lugar del hallazgo desde la madrugada, para evitar que alguien altere la escena y con ello las investigaciones. El vehículo que se incineró está retenido.

Un misterio, así aparecía -hasta ayer- el asesinato de tres personas, cuyos cuerpos fueron hallados cerca de la medianoche del martes, en el kilómetro 5,5 de la vía a Chongoncito, en la parroquia Chongón de Guayaquil.

La mañana de ayer, agentes de la Dinased retomaron el trabajo técnico con la finalidad de encontrar algún indicio que los lleve a determinar los móviles del hecho, así como a los responsables del triple crimen.

El hallazgo se produjo, según un parte de novedades, cuando un policía de la parroquia rural de Chongón realizaba un patrullaje de rutina. En el camino encontró los cadáveres semidesnudos de dos hombres y una mujer, a un costado de la carretera. Alrededor de los cuerpos habían varias botellas de cerveza.

De inmediato se comunicó con un oficial del circuito Progreso y este, a su vez, informó del hecho al ECU 911 para solicitar la presencia de los agentes especiales en muertes violentas.

El mayor Germán Acosta, jefe operativo de la Dinased en la Zona 8, mencionó que los cuerpos se encontraban semidesnudos y con señales de violencia.

“Los tres cadáveres estaban maniatados y dos presentan heridas similares a las producidas por un proyectil de arma de fuego a la altura de la cabeza”, precisó el oficial. El otro cuerpo tenía “un surco depresivo a la altura del cuello” producto de una presunta estrangulación.

Además informó que en el sitio Criminalística fijó dos indicios balísticos de un arma de calibre 45, pero que debieron retirarse del lugar por la poca iluminación que había en la madrugada.

Más tarde, luego de los análisis a las huellas dactilares, dos de los cuerpos fueron identificados como Geovanny Francisco Mackenzie Barrera, de 34 años; y Lisbeth Katherine Albán Pinos, de 25.

Mackenzie tenía dos heridas de entrada y salida de bala a la altura del cráneo y Albán sola una. Ambos registran procesos judiciales por transporte ilegal de armas, entre otros.

El tercer cuerpo fue identificado por una mujer que llegó -la mañana de ayer- hasta el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Guayaquil. Ella le comunicó a los agentes que su sobrino tenía unos tatuajes y que había desaparecido desde las 18:00 del martes. Lo reconoció como Carlos Luis Gil Moreno, de 28 años, quien no registra antecedentes ni procesos.

Tres horas antes del hallazgo, la policía recibió una alarma de posible bomba en Los Ceibos. Un vehículo negro que estaba parqueado en una calle se había incendiado. Según los moradores, un sujeto le habría echado gasolina al carro y luego lo incendió. El auto está registrado a nombre de Lisbeth Albán. Se investiga una presunta relación entre los sucesos.

Antecedentes

- Delincuencia

Geovanny Mackenzie Barrera registra tres procesos penales por transporte ilegal de armas. Uno en 2012 y dos en 2013. Además, en agosto de 2014 fue procesado, junto con otras 15 personas, por la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada, por una presunta asociación ilícita.

- Narcotráfico

Lisbeth Albán Pinos también registra los mismos procesos que Mackenzie: por transporte ilegal de armas en 2012 y 2013. También tiene dos expedientes por tenencia ilegal de drogas y uno por narcotráfico, en 2013. Este último fue enviado al “archivo pasivo”, el 10 de octubre de 2013.