Actualidad

Frutos secos: snacks saludables

Ricos en fibra, antioxidantes y protectores de la salud cardiovascular. Son calóricos, por eso la clave está en su consumo moderado.

Se los denomina frutos secos debido a su composición: tienen menos de 50 % de agua.

Se los denomina frutos secos porque en su composición tienen menos de 50 % de agua. No son solo aperitivos o golosinas, “son alimentos con una gran cantidad de nutrientes que sirven para mejorar el metabolismo y la digestión”, explica la nutricionista Mariuxi López.

El maní, las nueces, piñones, pistachos, almendras, etc. son una excelente fuente de proteína vegetal, antioxidantes como la vitamina E y minerales como el cinc, fósforo, potasio o magnesio, por lo que se aconseja alternarlos.

“Además poseen grasas saludables como el Omega 3 y 6 que ayudan a disminuir el colesterol malo en la sangre y por ende a mejorar la salud cardiovascular”.

¿Cuál es la porción ideal?

Lo adecuado es comer un puñado o el equivalente a un cuarto de taza (30-40 g al día), aunque todo depende del tamaño, edad y actividad de la persona. “Ideal para quienes mantienen un ritmo intenso y agitado, una porción de frutos secos granuts, los dotará de buena fibra y energía”.

Consumo al natural

Recomienda López consumirlos directamente en forma de aperitivo o combinados en las ensaladas, batidos, postres, salsas, etc. Y evitar que estos pasen por procesos de cocción porque se pierden nutrientes, como por ejemplo las vitaminas que son volátiles a la luz y al calor.