Actualidad

Franklin Bravo: “Esta alargando su estancia en la carcel”

Jorge Glas está detenido en la cárcel 4 y su estrategia de defensa llama la atención. Franklin Bravo, exfiscal del caso Petroecuador, analizó las últimas decisiones.

Franklin Bravo fue el primer investigador encargado del caso Petroecuador.

Jorge Glas está detenido en la cárcel 4 y su estrategia de defensa llama la atención. Franklin Bravo, exfiscal del caso Petroecuador, analizó las últimas decisiones.

- ¿Cómo ve las acciones legales de la defensa del vicepresidente, sin funciones?

- Primero hay que tener claro que el procesado tiene derecho. Aunque, para que exista legitimidad, no tiene que abusar de los mecanismos legales para ejercer un derecho. La primera petición que hizo la defensa fue la de la sustitución de las medidas cautelares. No correspondía a derecho porque para revisar una medida debían haber variado los elementos que motivaron la prisión preventiva y eso no había ocurrido. Esa decisión de la defensa fue errada, tanto que en la audiencia tuvo que desistir.

- ¿La opción era la apelación como lo hicieron después?

- Era una salida, siempre y cuando, la defensa hubiese establecido que no se cumplieron los requisitos que exige la ley. Debió centrarse en demostrar que las medidas alternativas a la prisión sean suficientes para la comparecencia del procesado, pero la justicia ratificó la prisión.

- ¿Fueron dos salidas en falso?

- Con el resultado que hubo, sí.

- Ahora está en trámite la apelación a la negativa del habeas corpus, ¿eso retrasa el caso?

- La ciudadanía puede pensar que se está retrasando o incidentando el proceso pero, de acuerdo con la oportunidad con la que se han dado las audiencias, eso no ha existido. Comparado con otros procesos, ha avanzado muy rápido.

- Glas dice que es inocente, ¿con estos recursos no retrasa su salida de prisión?

- Por supuesto y resulta contradictorio: si se considera inocente no tiene sentido presentar un sinnúmero de recursos que está perdiendo. Está alargando su permanencia en la cárcel.

- Y sin contar con la recusación al juez Miguel Jurado.

- En ese caso, uno de los requisitos para la recusación es que haya demoras en la tramitación y eso no ha ocurrido.

- La defensa del vicepresidente también dice que el juez prevaricó al haber dictado la prisión preventiva contra el vicepresidente, ¿es un argumento válido?

- De ninguna manera. En la audiencia ante el juez Jurado no se habló de lo principal: no se habló de un delito o de la forma de cometer un delito, eso corresponde a la audiencia preparatoria de juicio. La denuncia por prevaricato, a mi modesto criterio, no tiene ningún sentido.

- ¿Cuál cree usted que podría ser la motivación de la defensa del vicepresidente?

- Es imposible saber el fuero interno de las personas, sin embargo, se ve que la defensa está agotando todos los recursos y todas las opciones legales posibles en Ecuador para una probable acción en el campo internacional.

- Habían mencionado a la CIDH.

- Se la mencionó y puede ser una de las explicaciones.