Finanzas da un ‘tiron de orejas’ al Consejo de Participacion

  Actualidad

Finanzas da un ‘tiron de orejas’ al Consejo de Participacion

El CPCCS solicitó un incremento presupuestario de $ 1,8 millones. El Consejo despidió a unos 100 funcionarios ante la supuesta falta de recursos.

Tuárez justificó los despidos por la falta de asignación de recursos económicos de parte del Ministerio de Finanzas.

El Ministerio de Economía y Finanzas respondió este 2 de agosto de 2019 al reclamo que hizo, este 1 de agosto, el presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), José Carlos Tuárez, por un supuesto incumplimiento en la entrega de recursos económicos.

En un breve comunicado, Finanzas le recuerda a Tuárez que el Gobierno se encuentra en un proceso de ordenamiento de las finanzas públicas, para optimizar el uso de los recursos del Estado del que también es parte el CPCCS.

Pese a ello, esta entidad habría solicitado un incremento presupuestario de algo más de $1,8 millones de los cuáles el 80% se había justificado para contratación de nuevo personal y el 20% para extender los actuales contratos.

Tuárez anunció el 1 de agosto que la entidad a su cargo tuvo que despedir a cerca de 100 funcionarios que tenían contratos ocasionales, nombramientos provisionales y cargos del nivel jerárquico superior.

Justificó la medida por la falta de asignación de recursos económicos de parte del Ministerio de Finanzas desde junio. “Hago un llamado al presidente de la República a la sensibilidad, al ministro de Economía a que sea más humano y piense en cada una de las familias que ahora son afectadas”, dijo.

Pero el ministro Richard Martínez no considera viable el pedido de incremento que hizo el CPCCS en el que, según las cifras oficiales, laboran 337 funcionarios.

El comunicado concluye con un exhorto “a ser responsables con el dinero público que es de todos los ecuatorianos”.

Este 2 de agosto, desde las 11:00, el Consejo de Participación tendrá una sesión del pleno en la que, entre otros puntos, prevé recibir a los maestros jubilados que acusan al Ministerio de Finanzas de una falta de pago de sus pensiones.