La ‘fiebre’ de nuevos partidos, aún lejos de ser controlada

  Actualidad

La ‘fiebre’ de nuevos partidos, aún lejos de ser controlada

Al CNE siguen llegando pedidos para la inscripción de organizaciones políticas. En algo más de un año han sido analizados 40 expedientes de este tipo

CNE
Solicitudes. Al organismo electoral siguen llegando pedidos para inscribir agrupaciones políticas.Archivo

No hay mal resultado que los persuada. Mientras en el Consejo Nacional Electoral (CNE) todavía está en proceso la cancelación de ocho organizaciones políticas por baja votación en dos procesos consecutivos, al organismo siguen llegando pedidos para conformar nuevos partidos y movimientos.

Las cifras dan para pensar que algo está fallando. Desde 2020 a la fecha al CNE han llegado 40 solicitudes de acceso a las claves para descargar los formularios de recolección de firmas. De estos, el 50 % han sido rechazados y siete aceptados. Los demás aún se encuentran en análisis, pero en cualquier momento podrían engrosar el Registro de Organizaciones Políticas.

PEDIDOS-DE-ACCESO-DE-CLAVES
Claves. Decenas de movimientos y agrupaciones han pedido claves en el CNE para descargar formularios.CNE/EXPRESO

Entre los rechazados está, por ejemplo, el Partido Alvarista, que es impulsado por los simpatizantes del empresario guayaquileño Álvaro Noboa que antes ha liderado al Partido Renovador Independiente (Prian) y luego a Adelante Ecuatoriano Adelante. Ambos cancelados por el CNE.

El expresidente del Tribunal Supremo Electoral Carlos Aguiñaga le dijo a EXPRESO que uno de los factores para esta proliferación de agrupaciones que buscan ser partidos o movimientos tiene mucho que ver con personajes que quieren tener estructuras, “muchas de ellas de papel”, que auspicien sus aspiraciones personales, sin aplicar proceso de democracia interna, lo que genera militantes defraudados que salen con la idea de fundar su propia organización política.

Alguien que dice haber sufrido una decepción es el excandidato a la presidencia por Pachakutik, Yaku Pérez. El pasado 19 de agosto llegó al CNE con carpeta en mano para empezar el trámite de inscripción del movimiento Somos Agua, que aspira a lograr la inscripción antes de las elecciones seccionales de 2023 para poder participar y tener una base para las presidenciales de 2025.

El pleno del Consejo Nacional Electoral no ha tratado aún el pedido de acceso a las claves de esta agrupación que para lograr su inscripción como movimiento deberá conseguir firmas en un número equivalente a, por lo menos, el 1,5 % del registro electoral utilizado en la última elección.

A otros que les gana el ímpetu por seguir participando en las contiendas electorales es a los que integraron la recién extinta Fuerza Compromiso Social. La asambleísta Vanessa Freire reconoció a este Diario que incluso antes de que esta agrupación política quede completamente en manos del correísmo ya venían trabajando en una alternativa a la que bautizaron como Crecer.

Por ahora, se han agrupado en provincias como Los Ríos, Esmeraldas, Orellana, Loja y Santo Domingo de los Tsáchilas como movimientos locales con miras a las seccionales, pero el objetivo es recuperar, en el mediano plazo, presencia a nivel nacional.

Al exintegrante del CNE Fausto Camacho le preocupa que esta proliferación de partidos y los recientes cambios de nombres y directivas tengan relación y se traten de una suerte de partidos de “alquiler”, lo que se ve agravado por la cada vez menor representatividad de los partidos tradicionales.

Correísmo- convención-nombre

Fuerza Compromiso Social desaparece y ahora se llama Revolución Ciudadana

Leer más

“No vemos a ninguna de las organizaciones políticas que obtuvieron buenos resultados en las últimas elecciones, salvo algunas voces dispersas, adoptar una posición, por ejemplo, sobre la crisis en la Alcaldía de Quito o por el preocupante momento que vive la Asamblea Nacional. Ausentes en los problemas nacionales, presentes a la hora de las elecciones”, señaló.

Los especialistas coinciden en que para frenar esta fragmentación no hay una sola fórmula. Dicen que es necesario cambiar, no reformar, la actual Ley de Partidos contenida en el Código de la Democracia, y varias organizaciones sociales ya vienen trabajando en una propuesta, pero no para presentarla ante la Función Legislativa, sino al presidente Guillermo Lasso, con el objetivo de que la incluya en la eventual consulta popular que cada vez suena con más fuerza.

Los Detalles

Requisito

Partidos y movimientos deben adjuntar el 1,5 % de firmas del último Registro Electoral: 197.000.

Revisión

El Consejo Nacional Electoral informó a este Diario que actualmente no hace revisiones de firmas.

Número

Actualmente hay 21 agrupaciones con ámbito nacional y más de 200 locales.