El fantasma de la UNE alerta a la Red

  Actualidad

El fantasma de la UNE alerta a la Red

Es un tema que no termina. La liquidación de la Unión Nacional de Educadores (UNE) todavía preocupa a las organizaciones que representan a parte de los maestros del país.

Encuentro. El presidente Moreno estuvo junto a ministros y autoridades.

Es un tema que no termina. La liquidación de la Unión Nacional de Educadores (UNE) todavía preocupa a las organizaciones que representan a parte de los maestros del país.

Tal es la alerta que todavía despierta la UNE, que los representantes de la Red de Maestros por la Revolución Educativa llevaron sus observaciones hasta Carondelet. Ayer, en Quito, se reunieron con el presidente Lenín Moreno para pedirle respaldo de todo el Gobierno para cerrar el capítulo del histórico gremio de docentes que desapareció durante la administración del expresidente Rafael Correa.

En esa misma gestión se creó la Red que ha demostrado afinidad con el Gobierno de la autodenominada revolución ciudadana.

Dicha Red, según sus representantes, es la única y verdadera representante de los integrantes del magisterio ecuatoriano. No aceptan que exista la posibilidad de otras organizaciones de maestros. Ellos tienen, muestran datos de la Presidencia, entre 70.000 y 80.000 docentes en sus filas. En total, hay más de 140.000 educadores.

El primer mandatario explicó que las organizaciones de maestros no se deben a un gobierno sino a todos los educadores.

Wilmer Santacruz, coordinador del grupo de profesores, destacó la apertura al diálogo del mandatario, pero aclaró que ahora mismo superan los 100.00 integrantes.

Cuando se tocó el tema UNE, los liquidadores admitieron que se encontraron varias irregularidades en el funcionamiento del exgremio académico. Esas luces, explicaron los involucrados, servirán para identificar las fallas que pudieron existir en la UNE.

Santacruz repitió que la UNE fue un organismo que hizo daño a los educadores, al país y a las generaciones de estudiantes. También recordó que, legalmente, la UNE ya no existe. Pese a esto, admitió, todavía despierta preocupación.

Esto, por ejemplo, porque los representantes de la UNE aún utilizan locales para sus negocios particulares. Dichos locales, aseguró Santacruz, son de los profesores.

No fue el único tema. El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, también habló del proceso de pago del incentivo de jubilación a los maestros. Según el funcionario, en menos de 30 días se harán los primeros pagos.