La etapa, una fiesta que solo la bailan cuatro

  Actualidad

La etapa, una fiesta que solo la bailan cuatro

36 puntos tiene Emelec, líder de la segunda etapa, fruto de 11 triunfos y 3 empates en 19 partidos.

El Bombillo brilla hacia la estrella 15. Emelec ha demostrado una notable mejoría en su juego, basada en contundencia y solidez ofensiva.

A falta de tres jornadas para que termine la segunda etapa, cuatro equipos luchan por ganarla.

Emelec, el actual líder, tiene la primera opción al sumar 36 puntos, 4 y 5 más que sus escoltas: Liga de Quito, Macará e Independiente del Valle.

El Bombillo depende de sus propios resultados para conseguir el boleto a la final del campeonato. Además, tiene dos cotejos consecutivos como local y ante rivales directos (Independiente el miércoles y Liga el domingo).

En casa ha sido sólido, cediendo solo un empate y saldando con triunfos los otros encuentros.

Si consigue victorias en estos dos duelos en el Capwell, nadie podría alcanzarlo en el liderato a falta de la última jornada, en la que debe visitar al Técnico Universitario.

Los azules tienen también a su favor la buena racha de hilvanar cinco triunfos en fila y el contar con el segundo goleador del torneo, Bryan Angulo, con 27 anotaciones.

“La paralización del torneo nos permitió trabajar y desarrollar recursos de ataque”, resaltó el técnico Mariano Soso sobre el buen momento que viven.

Enfatizó que van por buen camino para ganar la etapa, pero que deben ir paso a paso, “abordar lo inmediato y resolver el objetivo próximo, que es ante Independiente del Valle”.

De mantener el liderato, Emelec se medirá a Liga de Quito en la disputa por la corona nacional.

Los albos, por su parte, mantienen la esperanza de evitar este enfrentamiento y alcanzar el título de manera directa.

“Tenemos tres finales. Sabemos que el torneo es parejo y todo puede pasar. Vamos a seguir luchando, el equipo está bien”, manifestó el estratega de Liga de Quito, Pablo Repetto.

Los universitarios visitarán al Aucas, Emelec y cerrarán en casa ante el Delfín. Tienen claro que el duelo ante el Bombillo es clave para descontar la ventaja de los guayaquileños.

A la expectativa también está el Macará, quien lideró un gran tramo de esta fase del torneo, pero que en las fechas finales ha cedido espacio.

El cuadro ambateño ha sumado solo uno de los últimos seis puntos que disputó, y ha perdido a jugadores importantes como Juan Manuel Tévez y Pablo Burzio, por lesiones o suspensiones.

Sus próximos rivales son Universidad Católica y Guayaquil City, en el estadio Bellavista, y debe visitar al Independiente.

Este último, tras su triunfo ante Barcelona, se metió en la lucha. Para seguir ilusionado está obligado a derrotar a Emelec en Guayaquil. Una caída le deja sin posibilidades, ya que quedaría a 8 puntos del Bombillo con solo 6 en disputa.

“Estamos soñando despiertos y queremos meternos en la final”, resaltó el entrenador Ismael Rescalvo.

Se viene un cierre de etapa de infarto, un reflejo de lo parejo o irregular de nuestro fútbol.

Barcelona

Mira de lejos a la punta

La caída ante el Independiente fue el capítulo final de una mala temporada para Barcelona. Los toreros se tienen que conformar con la clasificación a la Copa Libertadores y hacer las evaluaciones necesarias de cara al próximo año. Sobre su continuidad, el técnico Guillermo Almada señaló que “si no tuviera ganas, ya me habría ido. Abandonar a los jugadores no es mi estilo”.