Actualidad

Estacionados en el limbo

A un día de finalizar el año, varios futbolistas del medio local no tienen destino para la temporada 2018, unos con y sin contratos.

Estacionados en el limbo

Es quizás una de las historias más repetidas al finalizar la temporada. Las negociaciones se avivan por unos jugadores, unos renuevan contratos con sus actuales instituciones y otros alistan las maletas para vivir nuevos aires. Pero también están los que aún no concretan su destino y viven en plena incertidumbre. Eso sí, hay casos y casos.

Desde nombres que piden salir de su club por situaciones familiares, hasta los que no son considerados por el director técnico para la campaña del 2018.

Sin duda, la edad es un factor que tiene mucho que ver en estos movimientos. Daniel Viteri, Damián Lanza y Norberto Araujo no fueron renovados por sus clubes. El ex-Barcelona no continuará en el club debido a que la dirigencia busca “dar oportunidades a porteros que vienen de atrás”, similar al tema de los albos antes mencionados. Ninguno de los tres tiene todavía una propuesta para seguir en otro equipo.

En Barcelona, Mario Pineida desea salir del club por una situación particular con su esposa. No obstante, el presidente del club, José Francisco Cevallos, ha puntualizado que “él tiene dos años más de contrato y está en planes del técnico”, asegurando que sí seguirá.

Mientras que unos clubes no quieren dejar ir a sus referentes, otros como Delfín les cierran las puertas a ciertos jugadores. Francisco Silva no tuvo un final feliz en el campeonato ecuatoriano de fútbol. Sus bochornosos episodios en las concentraciones previas a la final le restaron credibilidad en el grupo y la dirigencia. El DT lo ha manifestado: “No está en mis planes”. Se especulaba que Emelec tenía las conversaciones avanzadas para ficharlo, pero el paraguayo, que tiene un año más de contrato con el elenco cetáceo, aún no sabe qué le depara el futuro.

En el mismo cetáceo, Jacob Murillo no quiso renovar, Sin embargo, todavía no sale a la luz el club donde militará en 2018. El atacante de 24 años fue de los más importantes en esta campaña del club manabita.

En Emelec, Pedro Quiñónez debería seguir vestido de azul hasta diciembre de la siguiente campaña, aunque el volante de corte ecuatoriano tendría una importante oferta desde Arabia Saudita.

Mientras que en la tienda alba, Jonathan Betancourt y Horacio Salaberry también viven en pleno limbo, aunque uno tiene ganas de quedarse. El uruguayo tiene contrato vigente con Liga de Quito, pero podría salir del país. Su representante admitió sus ganas de continuar. Mientras que el chico de 22 años no tiene equipo, pues la dirigencia alba le cerró las puertas y decidió no comprarlo.