Actualidad

Las escuelas del milenio tambien iran a revision

Moreno adelantó que hará recortes en el gasto corriente y lo cumplió con el cierre de los ministerios coordinadores y de las secretarías del Buen Vivir y de la Administración Pública.

Acto. El ministro Fander Falconí a la salida de su visita al colegio Simón Bolívar es saludado por profesores.

Los nuevos ministros y funcionarios asumen, de a poco, sus nuevas funciones. Ayer, la mayoría estuvo en Cochasquí para la posesión indígena de Lenín Moreno.

Otros, como el ministro de Educación, Fander Falconí, ya expusieron sus líneas de trabajo. Él estuvo a las 07:30 en el colegio Simón Bolívar, en el centro de Quito, para hacer su presentación formal.

Su primera aclaración fue que renunció a la vocalía que obtuvo en el Consejo de Educación Superior (CES).

En su discurso ofreció buscar la excelencia. Pero también anunció ajustes en el esquema de trabajo que estaba vigente en el anterior Gobierno sobre todo en lo referente a la construcción de nueva infraestructura.

Durante la campaña electoral, Moreno ya adelantó algunas críticas a las escuelas del milenio. La oposición había criticado también por la lejanía de las nuevas instituciones educativas de las comunidades.

Ayer, Falconí reconoció que era una preocupación del presidente de la República.

“Si hay algo que rever, digamos en la ubicación de determinados centros académicos, lo vamos a hacer porque además es un pedido del presidente (Lenín) Moreno”, dijo.

El ministro no descartó que en ese análisis también se haga una revisión de las instituciones educativas que han sido cerradas en los últimos años, sobre todo en las comunidades, para ver cómo está su infraestructura y entonces tomar decisiones.

No fue el único tema que heredó de la anterior administración. El Gobierno enfrenta un reclamo por profesores jubilados que no han cobrado sus pensiones.

Falconí reconoció que algunos de los maestros sufren de enfermedades catastróficas. Ofreció que se reunirá la próxima semana con las autoridades del área económica para tratar el tema. Dijo que no conocía el monto que se requiere.

¿Otra ‘papa caliente’? La Ley de Educación Intercultural Bilingüe que se tramita en la Asamblea Nacional. El proyecto fue presentado por la Red de Maestros, organización afín al Gobierno, que pide unos ajustes al escalafón. Falconí afirmó que conversará con los asambleístas y con los proponentes para revisar la propuesta.

Además, dijo que la cartera seguirá invirtiendo en capacitación de los maestros. Va a analizar el trabajo que pueden hacer en sentido con la Universidad Nacional de Educación (UNAE) y otras instituciones.

El funcionario sostuvo, además, que se va a tratar de aligerar la carga administrativa para el docente, a fin de que tenga opciones y libertad de capacitación.