Erigir un gobierno de la nada

  Actualidad

Erigir un gobierno de la nada

La falta de un presupuesto fijo es el primer obstáculo. La sede se alquila o se presta hasta construir una propia y funcional. Hay que trabajar sin sueldo.

Vialidad. Baches y vías en mal estado se pueden observar en Santa María.

De cero. Sin presupuesto fijo, sin personal, sin un lugar para despachar o reunirse. Solo con el respaldo de sus votantes empiezan su labor varias juntas parroquiales rurales que por primera vez fueron electas para trabajar por sus comunidades.

El pasado 26 de mayo, los habitantes de las parroquias Paraíso/La 14 y Santa María escogieron cada una a su primera junta parroquial, luego de su reconocimiento como parroquias rurales del cantón El Carmen, en Manabí, una vez que pasaron a formar parte legalmente de esta provincia al solucionarse el diferendo limítrofe con su par de Guayas.

Winther Alarcón, miembro y eventual presidente de la primera junta parroquial electa en Paraíso/La 14, señala que la falta de presupuesto es el principal escollo para levantar un gobierno de la nada. Por el momento, comentó a EXPRESO, les fueron asignados recursos proporcionales que ascienden a entre 37 y 40 mil dólares para lo que resta del año.

“No es suficiente porque, de lo que sabemos, estaríamos oscilando en un promedio entre los 300 mil y 400 mil dólares al año. Pero el que tenemos ahora sería para funcionar administrativamente, como quien dice para equipar la casa”. Pero para equiparla hay que tener una. Iniciarán en un lugar alquilado hasta que puedan gestionar un crédito que les permita contar con un lugar propio y funcional para su labor.

La situación en la parroquia Santa María es similar. Tito Rivadeneira, miembro de la nueva junta parroquial y eventual titular de la misma, cuenta que tienen un terreno para la nueva sede de la junta, pero falta la construcción. Aquí sale a relucir el mismo tema neurálgico que en la parroquia vecina: el presupuesto. Tienen uno proporcional de 36 mil dólares que tampoco les alcanza por ahora para los proyectos que tienen en mente. Es más, no les alcanzará ni para los sueldos, adelantó el vocal electo. “Hasta que nos vengan los recursos, todo nuestro equipo de trabajo ya sabe que hay que ponerse la camiseta de la parroquia”.

En Paraíso/La 14 tomaron la misma decisión. No percibirán por el momento sus salarios los cinco miembros de la junta. Tampoco el secretario ni la contadora que por ahora integran el personal. “En primera instancia nos toca ponernos la camiseta y más adelante recibiremos el salario cuando nos lo asignen... Aspiramos a que para el mes de octubre podamos contar con los recursos”.

Con o sin recursos, con o sin sede propia, con o sin personal, información y demás, los ciudadanos anhelan observar pronto el fruto de tener un gobierno propio y más cercano. “Esperamos que ahora sí se solucionen temas como las carreteras que están en mal estado. Asimismo, creo que debe existir mayor promoción turística”, comenta Simón Loor, comerciante de la parroquia Santa María. Mientras que Edita Triviño, otra habitante de la zona, espera que los caminos vecinales sean atendidos de forma urgente. “Nuestros viajes son una travesía. Hay riesgos de accidentes porque las vías están terribles. Los productos se estropean y los pagan por último muy barato”, manifiesta.

En Paraíso/La 14, Darwin Alcívar, quien ofrece servicio de mototaxi, espera que se construya el mercado de la parroquia, considerando que ya hay un terreno, pero hace falta la decisión de edificarlo.

Edison Zambrano todavía recuerda la lluvia de obras cuando La Manga del Cura era pretendida por Manabí y Guayas. “Las obras llegaron por el tema electoral... A veces quisiéramos seguir en esos tiempos de campaña. Nos hicieron mucho, pero ahora nada”, lamenta el ciudadano.

Rivadeneira y Alarcón piden paciencia a sus habitantes. Esperan en octubre contar con los recursos económicos y en un periodo de seis a ocho meses tener constituidos sus gobiernos locales funcionales para ponerse manos a la obra.

Sansahuri

Otra junta será elegida en agosto

Los habitantes de la parroquia Sansahuri, cantón Putumayo, provincia de Sucumbíos, elegirán por primera vez a su junta parroquial el próximo 25 de agosto. Esta es la tercera nueva junta parroquial del año (luego de Paraíso/La 14 y Santa María) que escoge por primera vez a sus vocales parroquiales, y por el momento es también la última del año, según el Consejo Nacional Electoral, que ya designó a la Junta Electoral Provincial que llevará adelante el proceso electoral.