Actualidad

Elecciones 2021: ¿Cuáles son las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de Andrés Arauz y Guillermo Lasso?

Tres expertos analizan estos aspectos de los dos finalistas para la segunda vuelta del próximo 11 de abril 

A1-6675073 (16675073)
Un poco más de trece millones de electores, dentro y fuera del país, están convocados nuevamente a las urnas.ARCHIVO / EXPRESO

Cualidades. Externas o internas. Propias o del rival. De dónde vengan terminan afectando, positiva o negativamente, al candidato. La misma herramienta que se utiliza para identificar, planificar y trazar estrategias empresariales, conocida como FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), se aplica para analizar los mismos factores de un aspirante a la Presidencia.

CNE- COMISIÓN- DEBATE

El CNE designó un nuevo Comité para el debate presidencial

Leer más

Los candidatos finalistas al sillón de Carondelet, Andrés Arauz (por la alianza Unión por la Esperanza) y Guillermo Lasso (por la alianza CREO - Partido Social Cristiano), tienen fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que toman relevancia, sobre todo entre quienes integran sus equipos de trabajo, ahora que se acerca el inicio de la campaña para la segunda vuelta electoral. Pero no solo para ellos, también para los votantes, porque mucho de lo que observarán en estos 24 días de campaña electoral responderá a las cualidades de cada uno.

Algunas pueden ser evidentes; otras, no tanto. La clave es identificarlas y saber explotarlas. Una vez hecho esto, viene la definición de la estrategia. Para el consultor político Juan Pablo Mendoza, lo que Lasso debería hacer es dirigir discursos a nichos o segmentos de la población con el objetivo de captar la votación que quedó dispersa. “Además de eso, poder organizar una estrategia de territorio con todos los asambleístas que ganaron de CREO y el Partido Social Cristiano. Esa fue una de sus debilidades en la primera vuelta, puesto que tenían divididos a los candidatos y no pudo consolidar un mensaje de manera territorial o de estructura política”.

Coincide con él, en parte, el analista y consultor político Pablo Jaramillo, quien califica como “interesantes” los esfuerzos de Lasso por acercarse a un público joven a través de plataformas como TikTok y de abrirse a temas que no abordó en la campaña de primera vuelta y que movieron el voto de ese segmento de la población a otros aspirantes como Yaku Pérez y Xavier Hervas.

A criterio del experto, el aspirante de CREO-PSC parece haber entendido que su imagen tiene una “alta carga negativa” debido a que gran parte de su campaña se basó en el temor al retorno del correísmo al poder. Por eso, replica, la importancia de combinar esa estrategia (que podría ser efectiva en determinado grupo de votantes) con una campaña en redes para los segmentos milenial y centenial.

Pero no solo eso. “Debe desmarcarse del gobierno de Lenín Moreno. Los grandes problemas del país son la falta de trabajo y los efectos de la pandemia, por lo que debe incluir en su discurso propuestas claras y concisas sobre estos temas, que se acoplen a su imagen de hombre exitoso”.

Al igual que Jaramillo, el también consultor político Camilo Severino considera que la vinculación de Lasso con el régimen del presidente Moreno “siempre le va a ser negativo”. “Guillermo Lasso debe poder armar una estrategia territorial real”.

Y en cuanto al candidato del correísmo, Mendoza, Jaramillo y Severino concuerdan en varios aspectos. El primero considera que debe hacer un llamado a la unidad porque ya tocó su techo de los votos correístas. “Arauz no ha crecido en conocimiento. Su campaña se la debe a Rafael Correa. Muchos ni siquiera saben quién es él, qué ha hecho. Eso es importante destacar porque su gran reto es llamar a la unidad y decir que vamos a gobernar para todos”.

IMG-20210301-WA0174

Juez electoral admite a trámite recurso contencioso planteado por Yaku Pérez

Leer más

Severino considera que a pesar de que Arauz cuenta con el correísmo, debe poder sumar aliados para romper ese techo al que llegó el 7 de febrero pasado. “Sabiendo halar los hilos correctos, Arauz puede captar una parte del voto indígena”, sostiene el experto. Pese a que la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador ha rechazado al correísmo, el ala dura y radical encabezada por Jaime Vargas ha tenido algunos guiños con Arauz.

Para Jaramillo, el buscar alianzas y unidades no bastará. Cree que Arauz debe desmarcarse de la imagen del expresidente Correa y construir una propia, cuidando no llegar a un distanciamiento con el líder de la Revolución Ciudadana para no causar un alejamiento de las bases. “Debe consolidar su relación con grupos de mujeres y LGBTI. También sería recomendable realizar acciones que lo desvinculen del morenismo. En cuanto a ataques a su adversario, debería usar cuentas alternas y vocerías, evitando ser él quien ataque directamente y genere la imagen del político agresivo que pueda recordar a Rafael Correa”.

Aún tienen tiempo. Únicamente en la campaña para el balotaje se sabrá si aprendieron la lección y captaron el mensaje de la primera vuelta.