Economía

Reacción en cadena: el petróleo baja 25 % y Wall Street entra en depresión

El precio del crudo está a 20 dólares de lo presupuestado por el Gobierno de Lenín Moreno. El país exporta 531.000 barriles por día.

Wall Street
El mercado accionario se desplomaEFE

El miedo a los efectos del coronavirus en la economía y el desplome de los precios del crudo a causa de la epidemia y de la guerra de precios han hundido este lunes 9 de marzo los mercados bursátiles en todo el mundo.

El aumento del número de casos de coronavirus en Estados Unidos y las drásticas medidas adoptadas por Italia para hacer frente a la enfermedad han llevado a los inversores a huir de la renta variable y buscar refugio en activos seguros, como la deuda de EE.UU. y Alemania, el oro o el yen japonés, al tiempo que los mercados se desplomaban.

Wall Street -donde el Dow Jones cae ahora un 8 %- ha tenido que parar 15 minutos al bajar más del 7 % el S&P 500, algo que no había ocurrido desde 2008, en plena crisis financiera.

Las ventas masivas de renta variable también han obligado a detener temporalmente la negociación en las bolsas de Sao Paulo y Toronto (Canadá).

Ello al tiempo que el precio del petróleo se desplomaba. El del intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con una bajada del 24,59 %, hasta los 31,13 dólares el barril, ante el inicio de una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, que ha arrastrado el precio del crudo a niveles similares a los de 1991, en plena Guerra del Golfo.

La caída de las bolsas ha sido generalizada, a primera hora las asiáticas, que han sido seguidas por las europeas y las americanas.

Como muestra, el Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, se desplomó un 7,96 %, el mayor descenso desde el referéndum del "Brexit" de 2016 y su quinta mayor caída de la historia reciente.

Los descensos se han reproducido en los principales mercados europeos: Londres se ha dejado un 7,69 %; Fráncfort, un 7,94 %; París, un 8,39 %, y Milán, un 11,17 %.

En Asia, Tokio ha bajado un 5,07 %; Hong Kong, un 4,23 %; Shanghai, un 3 %, y Seúl, un 4,19 %.

En cuanto al descenso de los precios del crudo, Shamik Dhar, economista jefe de BNY Mellon IM, opina que no será algo temporal.

De hecho, algunos analistas se plantean si la guerra de precios se dirige contra Rusia o contra los productores de crudo no convencional, para sacarlos del mercado.

Según Joaquín Robles, analista de XTB, la caída de las bolsas no solo es atribuible al desplome del precio del petróleo, sino también al repunte de casos de coronavirus en EEUU e Italia y a las medidas adoptadas este fin de semana por el Gobierno italiano, que pueden llevar a la paralización de la actividad económica en la zona norte, motor económico del país.

La asociación empresarial Confesercenti denunció este lunes que el brote del coronavirus, que afecta sobre todo al norte de Italia, causará un daño de 5.000 millones en el consumo del turismo en el país solo en el primer semestre del año.

Confesercenti, que representa a las empresas italianas en comercio, turismo, artesanía y pequeña industria, calcula que esta pérdida se producirá si la situación se controla a corto plazo, pero si no las pérdidas serán mucho mayores.

Según un análisis publicado hoy por el Organismo de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), la epidemia de coronavirus provocará una desaceleración de la economía mundial, que crecerá por debajo del 2,5 %.

Ante esta situación, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado adoptar medidas fiscales y monetarias "sustanciales" para hacer frente a los problemas de oferta y demanda.

La Reserva Federal de Nueva York ha anunciado hoy que inyectará liquidez en los bancos para protegerlos de la volatilidad de los mercados.

En Europa, el Gobierno alemán ha acordado una serie de ayudas para paliar los efectos negativos del coronavirus en las empresas.

Los inversores han buscado refugio un día más en la deuda de países solventes, como Estados Unidos y Alemania.

Las rentabilidades de los bonos a diez años de EEUU, Alemania y el Reino Unido han tocado mínimos históricos.

El precio del oro, por su parte, vuelve a acercarse a los niveles más altos desde 2013.