Economía

Pitahaya, BanEcuador sale al auxilio

El Banco manifestó su intención de ayudar a los productores a pasar la crisis, que será temporal, por el coronavirus, en China.

Pitahaya
La fruta se produce en varias zonas.Archivo EXPRESO

La crisis que afrontan los productores nacionales de pitahaya encontró eco en BanEcuador, con el cual algunos de los agricultores tienen deudas. 

El presidente de la Asociación de Pitahayeros y Cultivos Alternativos de Pastaza, Guido Álvarez, señaló ayer a Diario EXPRESO que era necesaria la ayuda del banco estatal, ya que los precios que se les está pagando no cubren los costos de producción de un cultivo que, antes de la crisis del coronavirus en China, sí era rentable.

Representantes del departamento de comunicación de BanEcuador dijeron a EXPRESO que el presidente del Directorio de la entidad, Jorge Wated, está buscando una solución y espera reunirse pronto con los productores de pitahaya.

Los productores de pitahaya del Ecuador, que recibían 4 dólares por kilo hasta enero, ahora deben conformarse con 0,80. Y hasta $ 0,30 si es que se vende la fruta para el mercado interno.

Guido Álvarez afirmó a Diario EXPRESO que la situación es tan crítica que piden a BanEcuador que los ayude para reestructurar sus pasivos, ya que no pueden sostenerse.

Este gremio también produce guanábana, pero en menor cantidad. “Si no hay apoyo no podremos seguir”, porque durante estos años ha sido un buen negocio, sobre todo para zonas alejadas que no tienen mayores opciones.

El gran problema es que Hong Kong (y la lleva hasta otros territorios chinos) absorbe la mayor parte de la producción ecuatoriana, y a la fecha no hay mercado alternativo de relevancia.

Es que tanto Perú como Brasil tienen restricciones con las que Ecuador no ha podido “pese a los esfuerzos”.

Según Álvarez, el mercado americano, que también compra la fruta, tiene algunas normas de necesario cumplimiento: trampeo y control de mosca de la fruta, registro de centros de acopio, entre otros protocolos.

Ecuador no solo produce la fruta en el Oriente (Pastaza, Morona Santiago), sino en Santa Elena, Guayas y Manabí. Palora (Morona Santiago) es el referente debido al tamaño de los frutos y al grado brix, es decir, su dulzura.

Y el país tampoco está buscando mercados alternativos para enviar los excesos que deja el pánico del coronavirus en China, donde también ha caído la importación de banano y camarón.

La inversión inicial por cada hectárea es de 40.000 dólares y la producción empieza después de año y medio, aproximadamente.

Una hectárea, agrega Guido Álvarez, produce de 12.000 a 15.000 kilos y cada kilo tiene un costo de 1,80 dólares. Después de la inversión inicial se requieren otros $ 6.000 o $ 7.000 y al menos 3 personas permanentes; en época de cosecha una hectárea necesita de 12 trabajadores.

La pitahaya es un fruto no solo delicioso, sino nutritivo, contiene antioxidantes, ácido ascórbico, fenoles y otros. Es también aportante de vitamina C, y de grupo B, calcio, fósforo, hierro y fibra.

Colombia, Honduras y Brasil también producen, pero los frutos son más pequeños y de menor calidad que los de Ecuador, al punto que las plantas “han salido a otros países”.

En Pastaza existen unos 70 productores, pero Palora es el ‘edén de la pitahaya’, pueden ser 880 o 1.000. La economía de este poblado de Morona Santiago se sustenta en este fruto.

Global shipping slows

El virus de la depresión económica

Leer más