Economía

La pandemia, la veda natural para los pescadores ecuatorianos en crisis

Artesanales piden dejar sin efecto la para en la captura de los pelágicos pequeños z Durante el confinamiento no vendieron

Pesca
Los dirigentes se reunieron esta semana.Cortesía

Los pescadores artesanales creen que insistir en una veda en esta época de crisis sería fatal para ellos. Durante la etapa crítica del confinamiento muchos no salieron a pescar y los que sí lo hicieron no tenían a quién venderle y capturaban muy poco.

Es que el pescado, en su mayor cantidad, arriba a las ciudades más pobladas para su venta al consumidor final, entre ellas, Guayaquil, que es la de mayor demanda.

Se pescaba para las comunidades, porque no había transporte para llevar los productos a los grandes centros de consumo. El hielo también fue escaso porque la gente no iba a trabajar a las fábricas.

Eso, además del precio que todavía no se recupera. La libra de bonito está a 60 centavos, 70 centavos menos que antes de la pandemia.

Y aunque la corvina y el robalo están escasos, se los vende a 2,50 dólares la libra en las zonas de desembarque.

Que no se permita establecer una nueva veda este fin de mes, son algunos de los temas que representantes de las asociaciones solicitan al régimen.

“Sumados todos los días, entre vedas y desove, la flota estará en puerto sin realizar faenas ni esfuerzo pesquero para este 2020, un total de 170 días, con lo cual está causando fuertes estragos en la economía de nuestros pueblos en estos momentos de pandemia”, señala Alfonso Delgado, de la Asociación Coordinadora Nacional de Organizaciones Pesqueras y Afines del Ecuador.

La afectación sería para más de 100.000 familias que dependen de la actividad.

Mariana Quijije
Aso. Amigos del Mar de Posorja

El sector pesquero solicita que se tome en cuenta como periodo de veda de peces pelágicos pequeños, desde el 23 de diciembre de 2020 hasta el 6 de febrero de 2021, “en virtud del poco esfuerzo pesquero realizado en este año y en pro a la conservación de las especies".

Rechazan que se tenga previsto imponer una veda a finales de este mes, y solicitan revisar la ley para poder trabajar tranquilos.

La legislaciónAsociación Coordinadora Nacional de Organizaciones Pesqueras y Afines del Ecuador señaló que la actual ley de pesca se ha vuelto demasiado sancionadora

Los principales peces pelágicos pequeños de gran interés comercial para Ecuador son la pinchagua, macarela, chuhueco, botellita, sardina, anchoveta, entre otras. Estas se encuentran disponibles en las áreas de operación de la flota cerquera-costera, registrándose mayores concentraciones en la zona del Golfo de Guayaquil, y en menor escala frente a las costas de la provincia de Manabí.

ENTREVISTA A: Bolívar Remache. Es el coordinador del colectivo nacional del sector pesquero artesanal formado para llevar propuestas al Gobierno ecuatoriano.

Remache
Bolívar Remache, coordinado del colectivo pesquero nacional.Cortesía

- ¿Cuál es el gran problema del sector pesquero artesanal ecuatoriano?

Son varios problemas y grandes: no se cumple la ley de Pesca; no hay créditos para innovación ni para cambio de motores;no hay seguridad; no hay tecnología; todo fue y es politiquería. Sobre todo, si no se puede renovar la flota de barcos artesanales, no vamos para ningún lado. Venimos usando motores fuera de borda, pero con ellos no podemos ir a las 200 millas, están hechos para un riachuelo.

- ¿Solución?

- En el sector pesquero hay pequeñas empresas y sus botes tienen que recorrer en el trayecto de una faena de dos o tres días desde 200 o 300 millas entre ida y vuelta. Ese motor en 3 o 6 meses ya no vale, es como que con tu carro te vayas a Quito todos los días. En 6 meses no vale.

- Renovar la flota es muy caro, de dónde sale el dinero.

- Según la ley, el Estado debe financiar esa modernización. Queremos modelos de barquitos para pescadores de altura que también son artesanales, porque cada día los barcos salen más lejos porque ya cerca hay pocas especies. Hemos presentado proyectos a la Semplades; queremos que el pescado cumpla con la cadena de frío y para eso necesitamos llevar en esos barcos cajas térmicas para que no se dañe la calidad;mucho pescado llega con histaminas en los puertos.

- Esto les ayudará también a desarrollar labores de manera más segura.

- Los ladrones les dan hasta las cuentas corrientes a los pescadores para que les depositen dinero para que no te maten o no les quiten el motor. Si tenemos un motor estacionario no lo pueden robar. Se necesita también un barco de investigación.