La OPEP confía en un "impacto leve" de ómicron para seguir abriendo grifos

  Economía

La OPEP confía en un "impacto leve" de ómicron para seguir abriendo grifos

A esa visión optimista se suma que las perspectivas económicas son estables, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes, según un informe de la organización 

opep
La organización petrolerareferencial

La OPEP, que junto a Rusia y otros productores de petróleo aliados está aumentando su oferta de crudo de forma gradual, confía en que será "leve" el impacto de la nueva variante del coronavirus, ómicron, en el mercado mundial de crudo.

crudo

La OPEP+ mantiene su plan de bombear en enero 400.000 barriles diarios más

Leer más

"Se espera que el impacto de la nueva variante de ómicron sea leve y de corta duración, ya que el mundo se equipa mejor para gestionar la covid-19 y los retos asociados a la pandemia", señala la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con sede en Viena, en su informe mensual publicado este lunes.

CAUTELOSO OPTIMISMO

El cauteloso optimismo expresado en esa perspectiva es uno de los puntos claves en los que se basan las estimaciones del documento sobre la demanda y la oferta de "oro negro" hasta fines de 2022, que se mantienen sin cambios respecto a los cálculos hechos hace un mes.

A la visión de que el mundo se recuperará el próximo año de los estragos causados por la pandemia "se suma, además, que las perspectivas económicas son estables, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes", añade el informe.

En este contexto, la OPEP prevé que el consumo de petróleo recupere el nivel prepandémico en la segunda mitad de 2022.

Tras el desplome histórico, de casi el 10 %, que registró en 2020, la demanda aumenta este año en 5,65 millones de barriles diarios, o un 6,22 %, hasta mediar los 96,44 mbd.

Para 2022, se prevé otro aumento, de 4,15 mbd (4,3 %), con lo que se alcanzarían los 100,79 mbd, nivel ligeramente superior al registrado en 2019 (100,10 mbd), antes de la caída desencadenada por las restricciones impuestas en la lucha contra el SARS-CoV-2.

euro

El euro cae por debajo de 1,13 dólares tras rumores sobre compras deuda BCE

Leer más

Eso sí, a corto plazo la OPEP ve que la preocupación por la expansión de la ómicron "reprimirá" la sólida recuperación del combustible para aviones, especialmente durante la temporada de vacaciones de fin de año, lo que ha motivado un ajuste a la baja en el actual trimestre.

En cuanto a la oferta rival de la OPEP, es decir, la que suministran países de fuera de la organización, registraría aumentos interanuales de 0,7 y 3 mbd, hasta totalizar 63,7 y 66,7 mbd en 2021 y 2022, respectivamente.

Para este año, "las revisiones al alza en EEUU y Canadá se compensaron con ajustes a la baja en Brasil y Noruega", explica.

Los cálculos "contemplan principalmente un crecimiento en Canadá, Rusia, China, Estados Unidos, Noruega, Guyana y Catar, mientras que se prevé un descenso de la producción en el Reino Unido, Colombia, Indonesia y Brasil en 2021.

El próximo año, "los principales impulsores del crecimiento" de suministros serán Estados Unidos y Rusia, seguidos de Brasil, Canadá y Kazajistán, Noruega y Guyana, precisa el informe.

MAYOR DEMANDA DE CRUDO DE LA OPEP

En función de esas estimaciones, la OPEP ve la demanda de barriles provenientes de sus trece países miembros en una media de 27,8 mbd este año, 0,2 mbd más de lo calculado hace un mes y 4,9 mbd más que en 2020.

Según los cálculos de institutos independientes publicados en el informe, el grupo bombeó en noviembre 27,71 mbd, 285.000 bd más que en octubre.

Los datos reflejan que Irán y Libia redujeron sus extracciones en 15.000 y 9.000 bd, hasta 2,47 y 1,14 mbd, respectivamente, mientras que Venezuela produjo 625.000 bd, 15.000 más que en octubre. Estos tres socios de la OPEP son los únicos que están exentos del compromiso de limitar sus suministros petroleros.