Con donaciones, se apunta a evacuar excedentes de banano

  Economía

Con donaciones, se apunta a evacuar excedentes de banano

Productores y exportadores analizan las vías para retirar la sobreoferta de fruta que no ha podido exportarse. El desafío es frenar la distorsión de precios

excedente banano
Sobreoferta. Los excedentes de la fruta han generado una caída de precios. Archivo / Expreso

La sobreoferta de banano que se ha creado en el    mercado, por la dificultad de poder vender más de 1 millón de cajas semanales a Rusia y Ucrania, logró ayer que productores y exportadores se sentaran y dialogaran en una misma mesa. Dejando a un lado las diferencias, esta vez    han coincidido en la necesidad de empezar a evacuar los excedentes de la fruta. La opción más inmediata es donarla en el mercado interno, para con ello evitar que los precios sigan bajando y que eso siga afectando sus alicaídos ingresos.

The situation in Ukrai (7911900)

Rusia: un mercado difícil de reemplazar en el corto plazo

Leer más

La musácea, según se ha dicho, será entregada a entidades públicas y privadas que impulsan programas de alimentación; otra parte irá como abono orgánico para los cultivos de las mismas fincas. No obstante, ambas partes aún buscan definir un mecanismo. Por lo pronto, el sector exportador ha sido el primero en aceptar    el pedido de los productores, de que se les reconozca un precio por los racimos que no han podido exportarse.

Richard Salazar, director Ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), menciona que la propuesta es que este pago se haga a productores que tienen un contrato. Esto quiere decir, explica, “que si yo tengo un contrato con un productor, en vez de decirle que me procese una caja, como no la voy a poder exportar, me venda en racimos”, explicó.

El mensaje para los clientes del    exterior es que no va a salir más fruta a precios bajos

Richard salazar
Director Ejecutivo de Acorbanec

Para esta semana, solo Acorbanec tendría la capacidad de reclutar y donar al menos 480.000 cajas de fruta. La idea de esto, sostiene Salazar, es regular la oferta y evitar que el banano se exporte a bajos precios, tal como ya venía sucediendo. “El    problema es que algunos clientes del exterior se estaban aprovechando de la situación de Ecuador, para comprar a    un menor valor: entre $ 2 o $    3    por caja en los mercados que no son de contrato, en el mercado spot. Con esto estamos dando un mensaje a los importadores, diciéndoles que no va a salir más fruta a precios bajos, que es preferible que eso se quede y se regale”.

No obstante, hasta ayer en la tarde, los principales directivos de la Federación Nacional de Productores de Banano (Fenabe) seguían analizando la viabilidad de    esa propuesta. Segundo Solano, vocero del gremio, dijo que uno de los temas por determinar es el valor que recibirían por cada racimo. El dirigente admite que la situación en el mercado se ha complicado tanto, al punto de que hay productores que, en estas últimas semanas, se han visto obligados a aceptar hasta $ 1,20 por cada caja. Y eso,    cuando hay una ley que establece un precio de sustentación de $ 6,25, no puede seguir sucediendo, señala.

prado

Julio José Prado: "no vamos a nacionalizar las pérdidas del exportador”

Leer más

Por ello, sostiene, su gremio estaría dispuesto a aceptar hasta $ 2 por racimo, pero la idea, aclara, es que los exportadores, si compran las cajas, “respeten el precio oficial”.

Salazar reconoce que ese valor no se ha definido, pero él cree que este debe ser fijado por mutuo acuerdo entre las partes, “en función y característica del productor, si este tiene contrato, un cupo, el porcentaje”. Eso sigue siendo un tema pendiente.

La alternativa se divisa semanas después de la negativa del Gobierno de intervenir para hallar una solución del problema. Lo que se ha dicho es que siendo este un negocio privado, en el cual se invierte bajo sus propios riesgos, era imposible estatizar las pérdidas que la guerra ha generado, también en otros sectores como el florícola o camaronero. Según datos de la Asociación de Exportadores de Banano (Aebe), el país suma pérdidas acumuladas por $ 18,3 millones, pues ese es el valor que ha dejado de vender en banano a Rusia y Ucrania. Una reducción del 42,5 %, si se lo compara con el 2021.

  • MÁS DATOS

EL ORIGEN. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que empezó el 24 de febrero pasado, viene generando un impacto directo e indirecto en el comercio exterior global. Ecuador, que envía el 25 % de su banano a esos mercados, también sufre los efectos.

EL EFECTO. El problema, no solo ha hecho que algunas navieras dejen de llevar la fruta hacia estos destinos, sino que ha devaluado la moneda rusa, restando así la capacidad económica y el interés de importadores por adquirir el producto que hoy les resulta más caro.

EL CONTROL. Los precios están a la baja, un factor que los exportadores lo atribuyen a la sobreoferta de fruta. El Ministerio de Agricultura anunció ayer un control para asegurarse de que el producto, que no esté vinculado al conflicto, se venda al precio oficial.