Julio José Prado: "no vamos a nacionalizar las pérdidas del exportador”

  Economía

Julio José Prado: "no vamos a nacionalizar las pérdidas del exportador”

El ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca descartó comprar el excedente de banano que no se ha podido exportar a Rusia. En su lugar, se propone la entrega de crédito y devolución de tributos

prado
El funcionario señala que el Estado no puede socializar las pérdidas del sector privado.Ángelo Chamba / Expreso

El Gobierno suaviza su postura ante el sector productivo, respecto al rol que cumplirá en medio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que mantiene afectadas a las exportaciones ecuatorianas. El ministro de Producción, aunque advierte que el Estado no está dispuesto a nacionalizar las pérdidas económicas del sector privado, anuncia que se tratará de aliviar el golpe con medidas urgentes, como líneas de créditos y la devolución de impuestos.

El agro vuelve a las vías: exige que el Gobierno compre fruta

Leer más

- El sector exportador vive días complicados y las declaraciones del presidente Lasso respecto a este tema llegaron a generar malestar. Se ha negado a ceder a los pedidos de los exportadores porque, ha dicho, “es una actividad de ricos” y es “problema de ellos”. Hoy vemos su acercamiento con el sector. ¿Difiere usted con esa visión?

- Yo estoy alineado con el presidente de la República en creer que esta es una actividad privada que tiene evidentemente sus propios riesgos, pero (considero) que el Estado puede encontrar salidas para aliviar de alguna manera el peso relacionado con la crisis, pero que no puede, de ninguna forma, nacionalizar pérdidas del sector exportador. A eso específicamente se ha referido el presidente. Lo que se ha pedido es que el Estado tenga que absorber cosechas que ahora tengan que quedarse en el mercado local. Imagínese el precedente que esto marcaría en el futuro.

La compra de excedentes de fruta que piden los productores no está en la política del Gobierno.

- ¿Pero era la forma? ¿Cree que las palabras del presidente siembran un ambiente apropiado para el diálogo en una crisis como esta?

- Creo que las declaraciones respondieron a un momento (el que se vive), pero la visión y política del presidente siempre ha sido el generar oportunidades para los sectores productivos... De ninguna forma esto debe ser visto como que existe una mala relación del presidente Lasso y las empresas o los sectores exportadores. Hemos dicho que no estamos de acuerdo con socializar las pérdidas del sector privado, pero sabemos que hay que buscar mecanismos para minimizar los efectos. Queremos mantener una relación directa con ellos y lo que estamos haciendo ahora es acercarnos de otra manera hacia estos sectores.

- ¿De qué forma se ayudaría a contener esta crisis que a simple vista no tiene fecha de terminar?

- Tenemos claro el diagnóstico y sabíamos que se iba a complicar la situación comercial con Rusia y sí, lo que vemos es que esto no tendrá una solución de corto plazo y tenemos que encontrar una salida que aborde la crisis en sí, pero que nos lleve a reconfigurar la cadenas productivas encontrando nuevos destinos de exportación. Lo primero que hemos hecho es crear una mesa de crisis para analizar qué se puede hacer y qué no. En ese sentido, lo que estamos haciendo es desarrollar, junto con el Ministerio de Agricultura y BanEcuador, una línea de crédito especial que estará a la disposición de los productores que tienen más complicaciones. Con esto, lo que buscamos es darles aire, liquidez.

- ¿Desde cuándo y qué condiciones especiales tendrán estos créditos?

- Desde la próxima semana. Serán créditos de hasta $ 52.000 para capital de trabajo y riego y hasta $ 70.000 para renovación de plantaciones. Tendrán plazos de hasta 4 años, con un año de gracia y un interés del 7 %. Pero no es lo único. Otra medida que hemos analizado con el SRI es ver cómo se agilita el mecanismo de devolución de impuestos, a los cuales ya tiene acceso al sector exportador. Lo que buscamos es que este sea más ágil y que se priorice a los sectores más afectados.

- ¿Estamos hablando del Drawback?

- No. Estamos hablando de los tributos que normalmente al sector exportador se le reconocen y se le devuelven una vez que hacen un trámite en el SRI. Básicamente el IVA, que el sector no debe pagar cuando son exportaciones. Eso ya es algo a lo que tiene derecho el sector, pero normalmente toma cierto tiempo el poder devolver eso. El SRI se ha enfocado en priorizar estas devoluciones.

La decisión es abrir más mercados, el facilitar la exportación, trabajar en la competitividad.

- ¿Y por qué no el Drawback? Un mecanismo que ya se contempla en la Ley de Simplificación Tributaria y que podría activarse en una crisis como esta.

- Se ha estado viendo si se aplica un Drawback específico y parcial a ciertos sectores, pero eso no nos agrada porque tendríamos que escoger quién lo recibe y quién no. Darle a todos significa un impacto fiscal de $ 900 millones. Por ahora no lo vemos oportuno porque ahora casi hay una paralización de exportaciones a Rusia. Eso no serviría inmediatamente a los sectores. Como no están vendiendo, no tendrían un beneficio inmediato. Lo que sí estamos viendo es si todavía queda algo específico que podamos reducir de aranceles para así fomentar la reducción de costos en el sector exportador afectado por Rusia. Y estamos analizando el costo fiscal de avanzar en temas relacionados con el ISD en fletes y fertilizantes, donde sabemos hay un problema.

- ¿El acuerdo comercial con Rusia cómo quedaría? En este contexto, ¿cuál es la prioridad en la apertura de mercados?

torres

Los bananeros piden la creación de un fondo para paliar crisis de Rusia y Ucrania

Leer más

- El acuerdo con Rusia está frenado por la coyuntura internacional, no puede ser de otra forma. Los acuerdos comerciales que estamos negociando son de mediano o largo plazo (como China y Corea del Sur), pero estamos en conversaciones con algunos países en forma puntual, los cuales aún no podemos mencionar porque necesitamos detectar si realmente hay una oportunidad de enviar producto ecuatoriano hacia esos mercados. El sector bananero, específicamente, se ha centrado demasiado en enviar fruta al mercado ruso, donde los estándares de calidad son incluso menores de los que piden EE. UU. y Europa. Ese es un tema que ya hemos conversado con representantes de la UE. Allí necesitamos la mayor cooperación técnica del sector productivo para poder elevar esos estándares y tener un acceso real. En Europa el banano ya entra sin aranceles, pero tiene problemas fitosanitarios y barreras de calidad que no se han compensado. Hay que entender que esto es una crisis global; otros países que exportan banano también están teniendo complicaciones, por eso estamos peleando mercados externos de forma más rigurosa de lo que se venía haciendo.

  • PERFIL. 

El ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca tiene un PhD en Administración con Enfoque en Competitividad Industrial de Lancaster University, Reino Unido, y un masterado en Administración de Empresas del IDE Business School (Guayaquil). Antes de asumir como secretario de Estado, se desempeñó como presidente de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca).