Actualidad

DRA

Derechos Reservados del Autor, eso significan las siglas DRA. Estas siglas se toleraban antes del Internet y de la vigencia de los libros especializados, que ahora permiten conocer con suma facilidad el nombre del autor y/o compositor de una obra musical. Sin embargo el hecho de colocar las mencionadas siglas en el fonograma grabado y editado no libera al productor fonográfico de pagar las respectivas regalías en Sayce (en el Ecuador), antes de que el disco entre al mercado.

Cantantes de cover (discos que ya han sido grabados anteriormente), han echado mano de estas siglas pretendiendo que así queda salvado el pago de los respectivos derechos de autor, que les asiste a los autores y compositores ecuatorianos, que con su vida y alma han logrado escribir y grabar sus canciones. Como es conocido dos son los derechos que le asisten al autor y compositor de una obra musical, a saber: los derechos morales y los derechos patrimoniales. Los derechos morales nacen con la obra musical el mismo instante en que esta ha sido creada, por lo que no requiere registro de ninguna clase y le pertenecerá a perpetuidad a su creador pudiendo solamente cambiar de dueño a la muerte del compositor, en cuyo caso sus hijos serán los nuevos titulares de tales derechos.

Los derechos patrimoniales, en cambio, se refieren a la posibilidad de que las obras musicales generen réditos para sus creadores: autores y compositores. A estos derechos hace referencia las siglas DRA, por lo que los cantantes o creadores fonográficos que graben canciones sin pagar los derechos autorales, a más del descrédito, estarían cometiendo una estafa y/o enriquecimiento ilícito, porque estarían engañando al público al colocar en el mercado obras que no son suyas y que no han cumplido con el pago de los derechos patrimoniales, conocidos como regalías.

El mercado discográfico es amplio, y la venta de discos deja buenos réditos, abriendo para el productor discográfico y para el intérprete ganancias considerables con la afluencia de contratos, que significa también un buen ingreso para ellos, lo cual es justo. Pero paguemos las regalías, los derechos de autor, a quienes son la base sobre la que se levanta la industria musical: los autores y compositores.

cazonf@granasa.com.ec