Actualidad

Dosis de humor en la politica

El encono venenoso entre “pelucones” y “nuevos ricos” tiene una raíz de envidia racista que se la percibe hasta en reuniones sociales; este odio que se evidencia entre grupos sociales y étnicos, vinculados o no al poder, es dañino aunque dé resultados electorales. Por eso, yo quiero que Alvarito sea candidato (por encima de lo político) para que alegre y refresque este ambiente tóxico; sus ocurrencias provocan hilaridad y jocosidad aún entre los que no somos sus seguidores; su simpatía y popularidad, mayores a las de los demás candidatos, traerían una dosis de buen humor para salir del rencor que fluye de parte y parte. Y quien quita si pasa a la segunda vuelta, si la hay.

Miguel Ulloa Paredes