Dos hombres mueren por evitar un robo

  Actualidad

Dos hombres mueren por evitar un robo

Los vecinos de Nelson Berrú Apolo, de 63 años, no salían del asombro luego de que fuera encontrado muerto en una de las habitaciones de su casa, ubicada en las calles Carchi, entre Alcedo y Pedro Pablo Gómez, en el centro-oeste de Guayaquil.

Procedimiento. El cuerpo de Berrú fue retirado ante la sorpresa del barrio.

Los vecinos de Nelson Berrú Apolo, de 63 años, no salían del asombro luego de que fuera encontrado muerto en una de las habitaciones de su casa, ubicada en las calles Carchi, entre Alcedo y Pedro Pablo Gómez, en el centro-oeste de Guayaquil.

Algunos recordaron que Berrú acostumbraba a sentarse afuera de su vivienda por las noches, para conversar con sus más allegados. Fue, precisamente, la noche del martes que lo vieron por última vez.

El hombre fue encontrado sobre una cama y con sus manos y pies atados con cinta. Además, su cabeza estaba envuelta en una toalla, que aparentemente habría sido utilizada para asfixiarlo, según explicó el fiscal Víctor González.

El fiscal indicó que los agentes de Criminalística recogieron varios indicios y que habían huellas dactilares que iban a ser analizadas. Esas mismas huellas son las que les permitieron conocer -en primera instancia- que habrían sido tres los autores del crimen.

Los sospechosos se habrían sustraído varias pertenencias de la víctima. “Se presume que se trata de un robo con muerte... pues la recámara donde fue encontrado está totalmente desordenada”, dijo González.

Según las indagaciones, en la casa también habitaban otras personas. Los moradores precisaron que Berrú ofrecía posada a indigentes que pudieron haberle robado.

En Ibarra, un hombre de 33 años también falleció luego de que presuntamente fuera víctima de robo por parte de dos sujetos.

Según testigos, Galo Ichia Lechón se encontraba en un parque cuando los desconocidos se le acercaron. Uno de ellos habría sacado un cuchillo y lo apuñaló. Inmediatamente los ladrones lo despojaron de sus pertenencias y huyeron abandonando el cuerpo al filo de la vereda.

CB - MR