Actualidad

Devastacion retrasa la entrega de ayuda

Provisiones. Soldados de EE. UU. descargan la ayuda humanitaria.

Helicópteros estadounidenses intensificaron ayer la distribución de ayuda humanitaria en Haití, devastada tras el paso del huracán Matthew, pero el difícil acceso a las rutas y comunicaciones limitaron los esfuerzos, causando protestas de vecinos que reclaman suministros.

Haití “requiere una respuesta internacional masiva” para enfrentar la destrucción provocada por el huracán Matthew, dijo ayer el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Al menos 1,4 millones de personas necesitan ayuda, más de 300 escuelas han sido dañadas, mientras que las cosechas y la comida de reserva han sido destruidas, dijo. “Algunos pueblos y ciudades han sido casi borrados del mapa”, señaló.

“Hago un llamado a la comunidad internacional para que muestre solidaridad y generosidad y a trabajar juntos en una respuesta efectiva a esta emergencia”, dijo Ban.

En el aeropuerto, helicópteros militares estadounidenses descargaban ayuda humanitaria para que sean almacenados por la ONU en Jeremie, antes de ser distribuidas por el sur.

Pero llegar a las poblaciones necesitadas no es tarea fácil. En una carretera principal que cruza el centro montañoso de la península, residentes de algunas zonas afectadas apilaron árboles, rocas y otros restos de la tormenta para que la ayuda humanitaria no pase sin dejarles suministros.

Una de las prioridades de la OMS es reportar el número de casos de cólera, una epidemia introducida en el país tras el terremoto de 2010 y que amenaza con cobrar fuerza debido a los daños causados por Matthew.