La despedida

  Actualidad

La despedida

El 24 de mayo del 2016 la atención ciudadana se concentró en el “Informe a la Nación”, en el cual, el primer mandatario “rinde cuentas” ante los asambleístas, bajo la ficción de ser estos los supuestos “representantes del pueblo”.

Quedará plasmado en la memoria de los ecuatorianos, el haber escuchado la historia más larga de los últimos tiempos, expresada bajo el formato de sabatina, con más interrogantes y generadora de más incertidumbre que de esperanzas. Resultado de ello, la esperanza de la mayoría de un pueblo sumergido en la pobreza es presenciar la salida del gobierno de turno. Eso significa que los aciertos de dicho gobierno han sido opacados por sus propios desaciertos.

Al parecer, pasamos de la década de la “larga noche neoliberal” a la del “despilfarro compulsivo”, de las obras “monumentales” sobredimensionadas y por tanto, costosas e ineficientes; verdaderos monumentos a los delirios de grandeza de quienes abandonando la pobreza, gracias a la práctica de principios de conveniencia y obediencia, “disfrutaron de las mieles de las riquezas propias del poder”.

La reciente década ha sido la del espectáculo político, de la ilusión económica, de la libertad reprimida y de la prensa agredida. La década del desvalijamiento “de los poderosos” y de la transformación del pueblo en menesteroso. La década de los grandes recaudadores y de los aún más grandes derrochadores.

Guardo la esperanza de que para la próxima década no se elija a quien proclame la refundación, sino a aquel que demuestre ser capaz de lograr la reconstrucción de la economía, del trabajo, de la unidad, de la institucionalidad de los derechos y de la democracia, porque lo único que quedó en pie fue la solidaridad.

El último 24 de Mayo me quedó claro que para un gobierno represor, con un pueblo contrariado por una economía contraída, la despedida es su única salida.

La despedida genera sentimientos encontrados en un gobierno con intereses confrontados con los de su pueblo, para el cual la despedida del gobierno es la única salida para la nación.

colaboradores@granasa.com.ec