La Democracia Popular mengua su presencia en el Gobierno

  Actualidad

La Democracia Popular mengua su presencia en el Gobierno

La muerte cruzada acabó por romper la relación con el Ejecutivo. Acercarse a correístas y socialcristianos estaría dentro de los planes

Lasso- Jiménez- Ministerio
Acto. El presidente Guillermo Lasso posesionó ayer a los nuevos ministros en Carondelet.Gustavo Guamán/EXPRESO

La luna de miel duró menos de un año. La ruptura entre una parte de la democracia cristiana y el gobierno del presidente Guillermo Lasso no se produjo con la renuncia de Alexandra Vela al Ministerio de Gobierno. El origen se remonta a las primeras horas del viernes pasado cuando el mandatario dio marcha atrás a una decisión que horas antes era inminente: la muerte cruzada.

Denuncias. Minutos antes de la votación de la ley de inversiones en la Asamblea, Guillermo Lasso arremete contra Xavier Hervas, líder de la ID.

Lasso quema las naves y vuelve a nado

Leer más

Junto a Vela, quien es una de las caras más visibles de la extinta Democracia Popular (DP), también abandonó al Ejecutivo, la tarde del martes, el excongresista por esta organización política, Juan Manuel Fuertes, quien se desempeñó como subsecretario de Gobernabilidad desde agosto pasado.

Ambos eran vistos desde varios sectores como el ala radical de la DP en el Gobierno. En la Asamblea, por ejemplo, acusan a Vela de no haber promovido el diálogo con todas las bancadas, especialmente con aquellas que siendo mayoría fueron desplazadas “por sus posturas personales”, dijo ayer a EXPRESO un legislador correísta.

Hablaremos con las diferentes bancadas, buscaremos tender puentes con las organizaciones

Francisco Jiménez,
ministro de Gobierno 

En la misma línea se pronunció ayer el Partido Social Cristiano (PSC). Esteban Torres, coordinador de esta agrupación política en el Legislativo, señaló que deberá ser la ahora exministra la que explique las cosas que hizo y dejó de hacer desde ese cargo. “Lamentablemente, en el Gobierno penetró una corriente de políticos con una visión de blanco o negro”, señaló el asambleísta por Tungurahua.

En la democracia cristiana niegan que tengan una postura radical gratuita. Una fuente cercana a esta corriente aseguró ayer a este Diario que quienes dejan ahora el Gobierno no estaban dispuestos a aceptar el chantaje y la impunidad que se habría estado solicitando desde la Asamblea para dejar gobernar a Lasso. “Por eso fueron calificados como radicales”, aseguró.

En su carta de renuncia, Vela reconoce que actuó hasta con “tozudez” a la hora de defender la muerte cruzada como la única salida para poner fin al bloqueo que el Ejecutivo denuncia que recibe desde la Función Legislativa.

“Soy consciente que al cumplir con mi deber hacia usted y hacia el Ecuador insistiendo en que la única opción es la muerte cruzada he causado molestia en sus colaboradores y en algún momento desasosiego en usted. Sinceramente lo siento”, escribió en la misiva.

Añade que la decisión adoptada por Lasso, va por un camino que no considera el más acertado para salvaguardar la democracia y el desarrollo del país.

¿Cuál es esa decisión? La respuesta estaría en la designación del nuevo ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, que fue posesionado la tarde de ayer por Lasso y dice estar dispuesto a tender puentes de diálogo con la Asamblea, aunque más concretamente sería con el correísmo y el socialcristianismo. Eso se habría decidido el fin de semana luego de que se diluyó la muerte cruzada y rompió toda posibilidad de apoyo de Pachakutik, tras las denuncias de Lasso en contra de sus asambleístas.

Ambos bandos en la Asamblea se mostraron ayer complacidos con la llegada de Jiménez que en abril de 2021, tras ser electo asambleísta por CREO, dijo que se estaba valorando conceder indultos a cuadros del correísmo por “la estabilidad política que requiere el país”, aunque luego negó que eso se esté analizando.

Todos debemos interactuar en el mantenimiento del orden y protección de los derechos y libertades

Patricio Carrillo,
​ministro del Interior
Lasso- muerte- cruzada

El ultimátum de Carondelet, confinado en cuatro paredes

Leer más

Torres, sin embargo, dijo que es muy difícil pensar en un pacto o alianza con el Ejecutivo igual al que se cayó antes de la posesión de Lasso, el 24 de mayo de 2021. “Un acuerdo de gobierno está descartado, pero a nivel del Legislativo habrá la apertura para el diálogo, sobre todo en los puntos positivos, que fue el plan de la campaña”, señaló.

Pero no todos los demócratas cristianos han dejado el Gobierno. Todavía quedan cuadros como Diego Ordóñez, quien es asesor de Lasso en temas políticos, y Juan José Pons, que asesora al mandatario en temas bananeros, aunque no se sabe por cuánto tiempo más. “No veo a Diego defendiendo cosas en las que no cree o callando las que sí cree, como la muerte cruzada”, señaló la fuente de la DP.

Ayer, también se confirmó que se creará un Ministerio del Interior que se encargará de los temas de seguridad. Esta cartera de Estado quedó a cargo del general de Policía (sp) Patricio Carrillo, que es visto con inquietud por los sectores sociales por su participación en las protestas de octubre de 2019, cuando se desempeñaba como comandante general.

Declaración de Impuesto a la Renta

Francisco Jiménez

Ministro de Gobierno

2021

$ 1.470,57

2020

$ 9.304,38

2019

$ 10.015,86

2018

$ 8.367,02

2017

$ 8.666,66

Patricio Carrillo

Ministro del Interior

2021

$ 3.157,34

2020

$ 4.055,24

2019

$ 3.557,80

2018

$ 3.415,45

2017

$ 2.782,93