Actualidad

'Dele de baja', ordenaba el contralor Pablo Celi, y los trámites se desvanecían

La evidencia fue presentada por la fiscal Diana Salazar en la audiencia revocatoria de la prisión del funcionario que no prosperó

FELIPE CORDOVA
Negativa. El juez Felipe Córdova no dio paso a la revocatoria de la prisión del contralor Pablo Celi.Cortesía

“Jamás me atrevería a decir nada, absolutamente nada de usted, de todo lo que tuve que desvanecer cuando me lo solicitó y aún en el caso de Claro que sé que está en la Fiscalía”. Le decía Daisy Guevara, experta supervisora de resoluciones de responsabilidades civiles de la Contraloría, al contralor subrogante Pablo Celi. 

El chat es del 25 de marzo de 2021, casi tres semanas antes de la detención del funcionario, uno de 13 investigados por presunta delincuencia organizada en el denominado caso Las Torres. El diálogo, según la Fiscalía, confirma el modus operandi del contralor Pablo Celi quien habría solicitado el desvanecimiento de una glosa para la telefónica Claro. 

Es parte de uno de los chats materializados por peritos dentro de la instrucción fiscal en el caso Las Torres y apunta además a que la presunta estructura delincuencial dedicada al cobro de coimas para el desvanecimiento de glosas no solo operaba con contratistas de Petroecuador.

Los elementos recopilados por la Fiscalía evidencian a que la estrategia utilizada por el contralor prófugo y sentenciado Carlos Pólit con la constructora Odebrecht siguió con decenas de empresas a las que se perdonaron más de 800 millones de dólares, según la información que recibió la Comisión de Fiscalización de la Asamblea y reseñó EXPRESO esta semana.

Los indicios los presentó la fiscal Diana Salazar el lunes durante la audiencia revocatoria de la prisión de Celi. Quien escribe sobre la glosa de Claro es una exfuncionaria que dice en el chat que fue despedida del organismo de control al igual que su hija y su primo. Ella le dice a Celi que ahora trabaja lavando platos y de mesera en Estados Unidos. Pero pide que no despidan a sus familiares.

Es una mamarrachada sin patas ni cabeza.

Pablo Celi, contralor subrogante preso

Pero ese no es el único elemento que apunta a una posible responsabilidad del contralor subrogante en el caso. La fiscal Salazar citó más chats y de personas que en sus versiones ante la Fiscalía dijeron que no tenían contacto directo con Celi.

Es el caso de la exdirectora de Predeterminaciones en 2017. Ella, según evidencian los chats que mantuvo con el contralor, reportaba todo, recibía instrucciones, buscaba como ayudar, detener trámites o darles de baja.

 “Hola Michelle por favor hay que confirmar hoy la destitución de Véliz, rector de la universidad en Manabí”, decía Celi el 9 de septiembre de 2020. “Buen día doctor, ya coordino no se preocupe”. Y el 14 de septiembre le informa al contralor: “doctor buenos días, está listo lo que me pidió el viernes, para llevarle cuando quiera revisar”.

Y entre ambos funcionarios el intercambio de mensajes y documentos fue constante todo septiembre y el mes siguiente. Los diálogos hablan también de MMR Group. Cedeño le dice a Celi que revisando la glosa que se ha predeterminado en un informe anterior a esa empresa y es por 24’670.494,75 dólares y en la Dirección de Responsabilidad se ha desvanecido toda porque no se podían individualizar los valores de las planillas que en teoría se habían pagado. Continúa que incluso las mismas que se consideran en el informe actual que tenía por predeterminar se han desvanecido

Propone que, al no haberse confirmado esos valores “debemos hacer la glosa por todas las planillas, el valor de la glosa actual es de 11’622.146,93” y se queda a la espera de conversar antes de elaborar los oficios de predeterminación.

En otro mensaje ante un pedido de Celi responde: “doctor, esa negativa es de octubre, no es la que usted me dijo que pare, es del 6 de octubre. Cuando me la regresen la guardo hasta que me indique lo que debemos hacer”. El contralor ordena: “dele de baja”.

DEFENSA LAS TORRES

El juez Felipe Córdova negó el pedido de revocatoria de la prisión de Pablo Celi

Leer más

Y similares a estos chats existen decenas en el expediente que ya está superando los 300 cuerpos procesales. Para concluir la investigación del caso restan más de 45 días.